• EL PROYECTO
  • NEWSLETTER
  • BUSCAR
    BUSCAR

Fiesta boliviana

El Carnaval de Oruro viaja a Madrid

La capital acoge este domingo el Carnaval Oruro, uno de los más importantes del mundo tras el de Río de Janeiro. Cerca de 700 bailarines recorrerán durante dos horas las calles de Madrid.
Oruro, una ciudad de Bolivia que cuenta con poco más de 260.000 habitantes. Una ciudad que no pasa desapercibida por sus grandes peculiaridades. Una de ellas es que está situada a más de 3.700 metros de altitud, convirtiéndola en una de las ciudades más altas del mundo. La otra, el acoger una de los carnavales más impresionantes del mundo, el Carnaval de Oruro.
 
El carnaval boliviano mezcla la religión pagana y la católica para crear una simbiosis de paz, mostrando ante el mundo su sincretismo religioso único. Suele celebrarse en noviembre, donde 48 conjuntos folklóricos danzan en peregrinación hacia la Virgen del Socavón como ritual de sacrificio.
 

Así, cada año cerca de 28.000 danzantes y 10.000 músicos bailan por las calles de Oruro, con un escenario compuesto de público nacional y extranjero. Este hecho le valió para proclamarse Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad por la UNESCO.
 
Ahora, el carnaval exporta su arte hasta el otro lado del charco: Madrid. Este domingo, cerca de 700 bailarines recorrerán durante dos horas las calles de la capital para darse a conocer al público español. Un kilómetro y medio de Madrid acogerá uno de los Carnavales más espectaculares del planeta. Un carnaval que en 2016 se celebrará entre los día 4 y 9 de febrero.
 
Por eso el gobierno boliviano a través del Ministerio de Culturas y Turismo en alianza público-privada con una de las compañías más grandes de Bolivia, Cervecería Boliviana Nacional, Paceña, han querido dar a conocer al mundo una de las manifestaciones “que más enorgullece a los bolivianos”, según afirman en un comunicado.
 
Ritmos XXI

Ritmos XXI

Ritmos 21 - Milennial Culture Information es una revista independiente de información y análisis cultural.

Comentarios