• EL PROYECTO
  • NEWSLETTER
  • BUSCAR
    BUSCAR

Ciclo teatral

Las compañías "okupan" el Teatro Español

WOHNWAGEN. / Teatro Español

TAGS Teatro EspañolTeatro
El Teatro Español presenta 'ZIP', un ciclo "comprimido" de cinco días que tendrá lugar por todo el edificio del teatro.

Podemos llamarlo teatro zip o teatro okupa. Los dos conceptos sirven para poner nombre al nuevo ciclo teatral que presenta hoy el Teatro Español. Y es que hablamos de un ciclo “comprimido” bajo el título ZIP (sí, este nombre), que exhibe durante cinco días un total de ocho propuestas vanguardias de diferentes partes de España.

 

ZIP se ejecuta como un tipo de maratón de teatro radical donde siete compañías “okuparán” todo el edificio del Español, no solo en el escenario. Por eso, no será raro ver a los actores actuar en las salas de ensayo o en la propia Plaza de Santa Ana. Cabosanroque, Lali Ayguadé, Obskené, Louisa Merino, Txalo Toloza-Fernández y Laida Azkona, La Brutal y Vértebro son las compañías que inauguran esta primera edición del ciclo.

Anar de carenes al cel. / Teatro Español



“Vivimos un momento en el que todas las personas que pertenecemos al mundo de la creación buscamos un lenguaje que nos ayude a transmitir al público nuestras inquietudes, nuestras preguntas, nuestras reflexiones; un lenguaje que, en sí mismo, ya signifique esas reflexiones y ya sea la metáfora de ese mundo en el que vivimos”, afirma Carme Portaceli, programadora del ciclo y directora del Teatro Español. Portaceli, invita a las compañías a “okupar” el espacio municipal para luchar “contra el proceso de envejecimiento del lenguaje convencional”.

 

La función de las compañías okupadoras

Muchas de las compañías expondrán su trabajo por primera vez en Madrid. Es el caso, entre otros, de Vértebro, cordobeses que llevan una década como compañía y que presentarán en este ciclo dos piezas diferentes: Pregón y Faena. Ambas forman parte de su denominado Ciclo de las Peregrinaciones, “una serie de experiencias, escénicas o no, que orbitan en torno a temáticas de género e identidad, en un sentido muy amplio” y que beben de elementos como el folclore, el activismo o el site-specific. Pregón, “una escultura sonora cuyo núcleo coloca al espectador en el tránsito hacia la celebración”, se podrá ver hoy en la Sala de ensayo -2, y Faena, “un concierto atravesado por la idea de trabajo, esfuerzo y construcción”, se representará el 23 de abril en la Sala Principal del Español.

 

Portaceli: "Buscamos un lenguaje que nos ayude a transmitir al público nuestras inquietudes"

También hoy, la Sala Margarita Xirgu estará tomada por Kokoro, la propuesta de Lali Ayguadé, coreógrafa y bailarina barcelonesa de recorrido internacional, que dirige a un cuarteto de bailarines en una pieza que muestra a “cuatro personas en busca de su identidad”. “Un espectáculo contado a través del cuerpo por medio de la emoción y la teatralidad”, según la creadora.

 

La misma sala acogerá el 20 de este mes dos funciones de Anar de carenes al cel, una propuesta polifónica entre el teatro, el cine documental y la música en directo, que a través de la reflexión en torno a la relación de sus creadores con el Mediterráneo cuestiona nuestra relación con temas universales como la historia, el género o la muerte. Sus artífices, la compañía Obskené, llevan desde 2008 trabajando en proyectos innovadores y en la actualidad son compañía residente en la Sala Beckett de Barcelona.

 

Por la Beckett pasó también en 2015 la primera versión de WOHNWAGEN, un espectáculo estrenado en Berlín con integrantes del P14, el grupo joven de experimentación del teatro Volksbühne am Rosa-Luxemburg-Platz, que tras un recorrido europeo llega a Madrid con un equipo artístico renovado procedente de Madrid, Londres, Berlín, París y Barcelona. Se representará el 21 y 22 de abril en la Sala Principal de Español.

 

 

Por su parte, la creadora y coreógrafa madrileña Louisa Merino, cuya propuesta podrá verse en la sala de exposiciones Andrea D’Odorico el 20 y 21 de abril, plantea un juego basado en el principio de alteridad a partir de su autobiografía en diálogo con experiencias ajenas. The course of memory es una pieza documental a medio camino entre las artes escénicas y las artes plásticas que parte de un trabajo con voluntarios en cada ciudad en la que se representa. En este caso, Louisa realizó la semana pasada un taller con personas mayores de 65 años, cuyos recuerdos se han integrado en el propio espectáculo. La artista pretende, en última instancia, “compartir una reflexión sobre cuestiones sencillas que forman parte de la vida de todos, que nos igualan”.

 

Okupar la calle

El 21 y 22 de abril, el ZIP tomará también la calle. La Plaza Santa Ana será el auditorio que albergará la actuación de cabosanroque. El colectivo musical procedente de Barcelona ofrecerá dos conciertos gratuitos muy especiales: con el nombre Mural sonoro, la pieza constituye la reunión vertical de casi todas las máquinas musicales construidas por cabosanroque entre 2006 y 2014 para diferentes espectáculos e instalaciones sonoras. “Un concierto de música mecánica con la forma y la densidad de un retablo barroco”, según la compañía.

 

Completa el ciclo el espectáculo Extraños mares arden –el 22 y 23 de abril en la Sala Margarita Xirgu-, un documental escénico de Txalo Toloza-Fernández, sobre los cuerpos que deciden habitar el desierto más árido del planeta y su relación con la industria minera de principios del siglo XX, la industria armamentística y las grandes colecciones de arte contemporáneo. Una propuesta muy peculiar del videoartista, performer, comisario de exposiciones y activista cultural en lo que supone su tercer proyecto conjunto con la coreógrafa navarra.

 

En resumen, ZIP supondrá cinco días de okupación a cargo de voces contemporáneas donde el público madrileño podrá asistir a una selecta muestra de teatro experimental.

Redacción

Redacción

Ritmos 21 - Milennial Culture Information es una revista independiente de información y análisis cultural.

Comentarios