• EL PROYECTO
  • NEWSLETTER
  • BUSCAR
    BUSCAR

Fotografía de Fernando Maselli

Cuando la fotografía supera los límites de la realidad

Foto: Fernando Maselli.

TAGS Fernando MaselliFotografía
El libro 'Artificial Infinite' recoge paisajes imposibles que Fernando Maselli reproduce para reflexionar sobre la categoría estética de lo sublime y poner sobre la mesa una de las cuestiones fundamentales del discurso fotográfico actual: los límites entre la realidad y su construcción.

Saber plasmar la naturaleza tal y como la percibe el ojo humano es la tarea más costosa del fotógrafo. A este aspecto hay que añadirle la magia que la propia naturaleza aporta en diversas ocasiones, con juegos de colores que a veces supera la propia realidad. Fernado Maselli (Buenos Aires, 1978) es sabedor de ello.

 

El fotógrafo argentino utiliza la naturaleza como principal fuente de inspiración. Esta le sirve de materia prima para la creación de una obra en la que el autor desafía los límites de la realidad y pone en jaque la forma en que el espectador se aproxima a una realidad que no es tal, ya que surge de una construcción artificial.

 

El libro Artificial Infinite, que recoge la obra de Maselli, ejemplifica esta concepción artística del artista argentino y que nace de la exposición Infinito Artificial de la Galería Kursala de la Universidad de Cádiz y de la sala de exposiciones temporales del Museo Universidad de Navarra.

 

La estética de lo sublime

Este proyecto consiste en una pesquisa fotográfica en torno a la categoría estética de lo sublime, que se representa como un extrañamiento, una remoción, un temor controlado que atrae al alma, presente en cualidades como la inmensidad, el infinito, el vacío, la soledad, o el silencio.

Foto: Fernando Maselli.



Maselli ofrece imágenes de abruptas cadenas montañosas que, en sus claroscuros, profundidades y penumbras, producen un efecto que él denomina “lo sublime terrorífico”, y subraya, mediante técnicas de fragmentación, repetición, multiplicación y superposición de volúmenes, la magnificencia de las cordilleras que previamente ha fotografiado del natural.

 

Artificial Infinite explora, así, la relación del hombre con la naturaleza virgen y supone también una reflexión sobre una de las líneas principales del discurso fotográfico contemporáneo, aquella que explora el vínculo entre la realidad y su construcción, y la forma en que el espectador se aproxima a ambas. Fernando Maselli afronta su trabajo como un viaje en solitario con referencias a la pintura clásica, la literatura, la filosofía y la estética con el objetivo último de poner al espectador frente a un espectáculo sublime que le haga preguntarse sobre la conciencia, el universo, las creencias y nuestro propio origen.

 

 “El artista es un creador de mundos. Puede pintar con fotografías, componer con las formas del planeta nuevos planetas. El artista hace montañas ideales que nacen y se multiplican desde las montañas tangibles y solo existen en su modo de mirar el mundo y de contárselo gráficamente al observador afín”, afirma el catedrático Eduardo Martínez de Pisón en el texto El noveno día, que acompaña a las imágenes del libro.

Redacción

Redacción

Ritmos 21 - Milennial Culture Information es una revista independiente de información y análisis cultural.

Comentarios