• EL PROYECTO
  • BUSCAR
    BUSCAR

Festival Internacional Cervantino

Poniatowska: "San Quijote de la Mancha ruega por nosotros"

Foto: Festival Cervantino

TAGS Elena PoniatowskaIV Centenario CervantesPremio Cervantes
La escritora mexicana le dedica una oración al ingenioso caballero de Miguel de Cervantes.

¿Qué diferencia puede haber entre un santo y Quijote de la Mancha? En teoría, ambos son personajes humildes, que gozan de grandes valores como la coherencia o la entrega. También pueden coincidir en que quizá no son demasiado hábiles, pero en el caso del santo –y también de Quijote- su mayor valor es el esfuerzo.

 

Para Elena Poniatowska, Premio Cervantes 2013, tampoco existe mucha diferencia entre un santo y el famoso personaje de Miguel de Cervantes. La escritora mexicano leyó El Quijote por primera vez con una edición infantil en francés. Ella todavía no sabía ni hablar español. Sin mucha idea, creía que se trataba de las historias de un santo.

 

Y, ya con 84 años de edad, Poniatowska prefiere al Quijote antes que a muchos pontífices. Para Elena, “su figura desocupada y lectora es más triste que la de los torturados y sangrientos cristos que mueven al espanto”.

 

Foto: Festival Internacional Cervantino

“San Quijote de la Mancha ruega por nosotros. No nos desampares, somos tus escuderos, los guardianes de tus ideas y tenemos la virtud de hacernos invisibles; sobre todo, porque vivimos en un país por ahora opaco y espeso, en el que avanzamos entre maleantes e incapaces, y frente a ti queremos alzarnos como guerreros de todas las batallas”, ha destacado la escritora en la clausura del Festival Internacional Cervantino 2016.

 

Esta es la oración que Poniatowska ha dedicado a Alonso Quijano en el mayor evento realizado por el cuarto centenario de la muerte de Miguel de Cervantes. La autor mexicana ha pedido al ingenioso caballero que no le desampare “ni de noche, ni de día”.

 

A la hora de identificarse con algún personaje de Cervantes, la escritora elige al “gordito Sancho Panza”, un personaje “fiel y sencillo”. “Quienes vivimos por y para los libros tenemos mucho de Quijotes y quizá por eso admiro al gordito Sancho Panza quien tras la muerte del caballero retornó a la vida que tenía antes de unirse a las aventuras de su amigo. Su fidelidad, sencillez, inteligencia natural y pragmatismo son dones poco comunes hoy en día. ¿Será por lo que me acerco más a él?”, se pregunta la autora de La piel de cielo.

L. Torres

L. Torres

L. Torres es periodista y colaboradora de Ritmos 21.

Comentarios