• EL PROYECTO
  • NEWSLETTER
  • BUSCAR
    BUSCAR

Antonio Banderas: adiós al proyecto del Astoria

TAGS Antonio BanderasTeatroMálaga
El actor malagueño ha abandonado el proyecto teatral y cultural de los abandonados cines Astoria tras declarar sentirse insultado y humillado personalmente después de haber ganado el concurso de ideas de la capital malacitana

"No quiero convertirme en un nuevo Moneo en mi propia casa", así remata Antonio Banderas la carta publicada en el Diario Sur en la que renuncia al proyecto que ganó el concurso de ideas del Ayuntamiento de Málaga para el edificio que acogía los cines Astoria y Victoria en la capital malagueña. "Los coros de voces que comenzaron a alzarse contra nuestro proyecto, dentro y fuera de los ambientes políticos locales, que además no se detenían en la crítica al mismo, sino que se extendían a la sorna, el cachondeo y por qué no decirlo, la mala leche, me hicieron comenzar a reflexionar sobre si realmente valía la pena arriesgar tanto", estas han sido las razones a las que ha aludido el actor, tras las reacciones de varios concejales del ayuntamiento. 

 

La carta publicada repasa los motivos que llevaron al actor a integrarse en el proyecto, "soy un entusiasta de la inercia cultural que se ha ido apoderando de nuestra ciudad". De esta forma, ha manifestado su ilusión en la idea de crear un proyecto cultural, relacionado además con el teatro en la ciudad donde desarrolló su carrera teatral y donde inició sus estudios de Arte Dramático hace ya más de 40 años.

Fachada de los cines Astoria, abandonado desde hace 12 años

"Mi labor artística en Hollywood me ha proporcionado un buen número de importantes relaciones personales"

Para el proyecto, el actor malagueño se había asociado con el arquitecto José Seguí y los presidentes de Starlite, Sandra García Sanjuán e Ignacio Marluquer. Esta propuesta, prácticamente única en Europa, incluía dos teatros, talleres escénicos, cursos de dirección, platós de TV, becas para estudiantes malagueños, espacios para jazz, música y danza, e incluso zonas de restauración a cargo de escuelas locales.

 

Sin embargo, para el actor su máxima inversión no sería económica: "casi cuarenta años como profesional del cine, y el hecho de haber realizado la mayor parte de mi labor artística en Hollywood me han proporcionado un buen número de importantes relaciones personales que naturalmente pondría a disposición de esta idea ambiciosa".

 

De esta manera, el actor contaba no solo con la posibilidad de integrar a personalidades en el proyecto, sino también a instituciones del nivel como el Actor’s Studio, las escuelas de interpretación de Stella Adler de Los Ángeles, o el Roundabout Theatre de Nueva York.

 

No obstante, las respuestas de concejales como Ysabel Torralbo de Málaga Ahora, y Eduardo Zorrilla de IU-Málaga para la Gente, sumado a la indiferencia de Ciudadanos, han llevado a que el intérprete malagueño se retire del proyecto cultural de su ciudad natal. "Tanto Pepe Seguí, como Ignacio y Sandra no entendían lo que estaba pasando, no entendían los insultos, las descalificaciones, el trato humillante. También ellos reflexionaron y todos juntos llegamos de forma clara a la misma conclusión", el actor y sus socios decidieron que "había que salir de allí" y apostar por esta propuesta "ilusionante" en otro sitio que "no huela a corralón y podamos construir algo interesante".

 

Así, Banderas ha anunciado que continuará adelante con alguna propuesta cultural para Málaga desde el "ámbito absolutamente privado" esperando así huir de la "intoxicación" en la que, según el actor, se ha convertido su figura para la ciudad. Un proyecto que ilusionaba y era criticado por partes iguales y el cual no ha podido ni dar el pistoletazo de salida antes de que las polémicas hayan podido con una figura que ha asegurado siempre "no escatimar en gastos" por su ciudad. 

Marina Prats

Marina Prats

Marina Prats es periodista y experta en comunicación cultural.

Comentarios