• EL PROYECTO
  • NEWSLETTER
  • BUSCAR
    BUSCAR

Arte madrileño en el CA2M

Vuelta al Madrid de los 80 en el CA2M

TAGS Centro de Arte Dos de MayoExposiciones
Dos exposiciones en el Centro de Arte Dos de Mayo reviven el arte independiente de la escena madrileña durante las décadas de los 80 y 90.

Mientras Alaska o Nacha Pop se subían a los escenarios en el punto álgido de la movida madrileña, el arte también se vio influido por la ola alternativa que llegó a Madrid en la década de los ochenta. El Centro de Arte Dos de Mayo revive esta escena independiente del arte en los ochenta y noventa en la capital mediante dos exposiciones: la primera, Espacio P. 1981-1997, comisariada por Karin Ohlenschläger, y la segunda Miguel Trillo. Doble exposición, comisariada por Juan Albarrán.

 

La primera exposición, que se podrá visitar desde el 3 de junio hasta el día 8 de octubre, revisa un espacio alternativo y auto-gestionado como Espacio P. como muestra general del arte que se generaba en el Madrid de los ochenta hasta su cierre en 1997. La segunda, abierta al público del 29 de junio hasta el 15 de octubre, se centra en dos exposiciones del artista madrileño Miguel Trillo, rememorando tanto las obras como los espacios expositivos donde se pudieron visitar en una primera ocasión.

 

El Espacio P. resucitado 20 años después de su cierre

El espacio auto-gestionado e independiente más longevo de Madrid nació en 1981 en los aledaños de la céntrica Plaza de Santa Ana de la mano del artista multidisciplinar Pedro Grahel. En su momento, se concibió como un local de ensayo para disciplinas artísticas de expresión corporal y performance, lo que influiría posteriormente en su desarrollo como espacio artístico cuando su fundador decidió darle un giro como centro multidisciplinar donde estas actividades pudiesen dialogar con las artes plásticas, visuales y sonoras. Durante estas dos décadas, ha acogido a artistas como Cao Pestana, Concha Jerez, Corps o Decay Pitch, presentes también en esta exposición. 

 

Espacio P. se ha caracterizado por enlazar el arte de acción y el lenguaje audiovisual, por ello, esta exposición trata de unir estas dos vías abordando temas como la cultura del do it yourself entre Punk y Fluxus o el tránsito de la era analógica a la digital. Todo ello mediante una selección de documentos, instalaciones, fotografías, vídeos y películas que repasan estas actividades relacionadas con la videocreación, el mail-art, la música experimental, la performance o la fotografía.

Fotografía de la exposición Espacio P. 1981—1997

Miguel Trillo o la reinvención de la fotografía

Mediante una reconstrucción de las dos primeras exposiciones del artista gaditano, la exposición reflexiona sobre los displays que Trillo utilizó para mostrar su obra, alejados de los métodos expositivos convencionales que predominaban a comienzos de los ochenta. La muestra recoge las dos primeras exposiciones del artista, PopPurri. Dos años de música pop en Madrid (Galería Ovidio, 1982) y Fotocopias. Madrid-London (Sala Amadis, 1983). 

 

Ambas exposiciones sirven para alzar la obra de Trillo como referente clave en el desarrollo de la cultura fotográfica en Madrid. En su obra combina los dos ámbitos discursivos: las paredes expositivas de las galerías, que se introducían en el mundo de la fotografía, y las páginas de revistas y fanzines como Rockocó editada por el propio artista entre 1981 y 1985. La exposición explora, mediante fotocopias, en blanco y negro y color, y diapositivas, la subcultura tanto de Madrid como de Londres, así como las estéticas musicales de la época. 

Fotografía dentro de la muestra de Miguel Trillo

Dos exposiciones que nos devuelven a dos décadas gloriosas dentro del arte de la capital y nos recuerdan que la pequeña revolución del Madrid de los 80 también se vivía en las salas de arte.

Marina Prats

Marina Prats

Marina Prats es periodista y experta en comunicación cultural.

Comentarios