• EL PROYECTO
  • NEWSLETTER
  • BUSCAR
    BUSCAR

Llega al Teatro Real con 'Macbeth'

Plácido Domingo, contra las "barbaridades" escenográficas

Foto: Javier del Real.

TAGS ÓperaTeatro RealWilliam Shakespeare
El compositor español lamenta que "hay decorados y puestas en escena que podrían servir igual para diez óperas distintas".

Plácido Domingo se pasea estos días por Madrid. Es el protagonista de la última producción del Teatro Real, Macbeth, que estará en cartel hasta el 17 de julio. La ópera de Shakespeare/Verdi se interpreta en versión concierto, aunque con orquesta en el foso. Con este espectáculo, Domingo cumple su función 3.900.

 

"En algunas producciones artísticas de vanguardia no sé dónde estoy"

Un alto número de funciones que le sirve de experiencia a Plácido Domingo a la hora de evaluar una ópera. Y no se muerde la lengua: “En algunas producciones artísticas de vanguardia no sé dónde estoy. Hay decorados y puestas en escena que podrían servir igual para diez óperas distintas”, lamenta el compositor español.

 

“Algunas veces la supuesta creatividad se convierte en algo sin sentido. Acabo de interpretar La Traviata en Múnich, que lleva representándose 20 años y en ella, como en otras, se cometen barbaridades...”, destaca Domingo, quien no culpa solo a los directos de escena, sino también a los directores de teatros, que deben “negarse a programar ciertas óperas con esas producciones que alteran el original y no aportan casi nada”.

 

A por la función número 4.000

Estas son algunas de las “perlas” que el director de orquesta soltó durante la presentación de Macbeth. Con esta ópera versión concierto llega a su función 3.900. A sus 76 años de edad, espera “llegar a la función 4.000” y en seguir “estudiando cada día, como he hecho toda mi vida”.

 

 

Trabajo tiene por delante. Y por detrás. En los últimos días, además de interpretar La Traviata en la Bayerische Staatsoper de Múnich, ha dirigido Il trovatore en San Petersburgo. Ahora le esperan las tres funciones de Macbeth en su “amada Madrid”, a la que siempre regresa “con gran ilusión que comienzo a sentir cuando está aterrizando el avión. Entonces me pongo a pensar por qué estoy tanto tiempo fuera de ella, del lugar donde tengo una familia extraordinaria y amigos muy queridos".

 

Plácido Domingo ha interpretado 140 papeles -el exigente público de la Ópera de Viena aplaudió durante ¡80 minutos!, su interpretación de Otello, una de sus óperas favoritas, obligándole a salir a saludar ¡hasta 101! veces–.

Foto: Javier del Real.



Pero tiene nuevos proyectos sobre la mesa. Tiene el proyecto de dirigir Aída en su faceta de director de orquesta, que soñaba con llevar por los grandes estadios de Europa, en una superproducción para la que ha estado seleccionando cantantes durante un año, aunque no es seguro que se vaya a poder realizar porque es muy costosa y complicada de montar; tiene el proyecto de llevar la zarzuela El gato montés a Los Ángeles, volver a cantar en el Teatro de la Zarzuela, que le vio debutar en Madrid, “tal vez Los Gavilanes”, viajar a la Expo de Astaná (Kazajistán)...

 

"Cuando veo a cantantes que se quejan de que haya media hora más de ensayos, les pregunto: '¿De qué te quejas?'. Cuando hay tantos trabajos tan difíciles... Piensa en los mineros". Pero eso no significa que en esta profesión haya "un poco de egoísmo. No cantamos o interpretamos música sólo por haceros felices. También es por gozarlo nosotros". Su turno llega ahora al Teatro Real.

L. Torres

L. Torres

L. Torres es periodista y colaboradora de Ritmos 21.

Comentarios