• EL PROYECTO
  • NEWSLETTER
  • BUSCAR
    BUSCAR

Colaboración entre naciones

La defensa del patrimonio en Oriente, tarea de todos los países

TAGS PalmiraPatrimonio culturalGuerra de Siria
Un experto reclama una mayor colaboración entre países para evitar casos como el de Palmira o Alepo.

El patrimonio histórico de algunas regiones de Oriente Medio ha salido perjudicado en los últimos años. Palmira es un claro ejemplo. El asalto del Estado Islámico a la ciudad siria –que ha vuelto a perder ese terreno- supuso la destrucción de una gran parte de su patrimonio. Pero Palmira, como hemos dicho, es solo un ejemplo. ¿Qué podemos hacer para evitar estos atentados contra el patrimonio?

 

La respuesta podría estar en una colaboración estrecha entre todos los países. Esta es la propuesta que lanza el director del Centro Regional de Conservación ICCROM-ATHAR –en Emiratos Árabes-, Zaki Aslan.

 

“Las naciones deben coordinar esfuerzos para proteger el patrimonio en Oriente Medio”, afirma el experto en una conferencia celebrada en Londres. Para ello, pide llevar a cabo una serie de estrategias que protejan los edificios históricos y los monumentos más emblemáticos.

Palmira.



“La colaboración es clave”, afirma Aslan, quien también recalca que “necesitamos mejorar el diálogo entre las agencias y los países y encontrar formas de trabajar juntos para enfocar nuestros esfuerzos”. Valora el esfuerzo que hacen algunos países e instituciones, pero señala que es cuestión de colaboración: “Todos podemos y debemos hacer siempre más”.

 

La reconstrucción, otra tarea clave

Otro tema que Aslan también subraya es la planificación para la reconstrucción de un lugar después de los conflictos. “Corremos el riesgo de perder la herencia en lugares como Alepo o Mosuil si no planificados ahora”, afirma el experto. También destaca la importancia de que la ayuda exterior colabore con la comunidad local: “Los edificios y monumentos pertenecen a la gente de la ciudad. Es importante que no olvidemos eso”.

 

¿Qué pasa con Palmira?

Palmira volvió a cambiar de bando el pasado mes de marzo. El ejército sirio recuperó el poder de la ciudad histórica por segunda vez en menos de dos años. Gracias, en parte, al apoyo de la aviación rusa. El Estado Islámico perdió su poder y tuvo que retroceder posiciones.

Palmira.



Palmira, como ya se sabía, está en un momento crítico. Restaurar su patrimonio no es imposible, pero sí tarea compleja. Poco a poco se van conociendo la magnitud del daño causado sobre la ciudad. Los expertos todavía se muestran cautelosos.

 

La recuperación de Palmira “es un poderoso símbolo de liberación de Siria de la plaga terrorista. La vuelta a la vida normal y el regreso de los tesoros que han sobrevivido es un triunfo”, afirmó el presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores de Rusia, Konstantin Kosachez, a la agencia de noticias RIA.

 

Todavía no se puede enviar un equipo que analice la situación actual del patrimonio histórico hasta que no se haya activado un protocolo de seguridad. Nadezhda Filatova, cooperador del Instituto Likhachev de Patrimonio Cultural, afirma que están listos para enviar un equipo de monitoreo que ya había estado en Palmira en 2016, pero que solo será posible una vez que la operación militar haya terminado.

Miguel Mirón Pérez

Miguel Mirón Pérez

Miguel Mirón Pérez es director de Ritmos 21 - Milennial Culture Information y consultor de comunicación en iDen Global.

Comentarios