• EL PROYECTO
  • BUSCAR
    BUSCAR

Crítica de la obra

Guerra de poesía

Foto: Teatro Español

TAGS Teatro

La sala del teléfono había sido reconvertida en dormitorio para que Vicente Rincón pudiera esconderse. Esa pequeña habitación ubicada en la calle Panaderas de La Coruña, pertenecía a una pequeña pensión ilegal: una casa que alquilaba sus estancias a las prostitutas que hacían la calle en el Papagayo. Eran los años cuarenta de una España de posguerra, en la que el hambre y los rencores todavía flotaban, mientras el resto de Europa estaba sumida en la segunda gran guerra.

 

Este es el momento elegido por Eduardo Alonso, autor y director de la propuesta, para ubicar el grueso de la acción de Palabras Malditas que puede verse en la sala Margarita Xirgu del Teatro Español hasta el próximo 22 de mayo. Y decimos el grueso porque la obra comienza en los años 80, cuando la poética Clara Campos va a ser galardonada con el Premio Garcilaso de Poesía y concede una entrevista en la que desvela uno de sus secretos mejor guardados: quién es, en realidad, Vicente Rinción.

 

 

Se crea entonces una suerte torbellino de palabras y hechos que giran alrededor de una trama a veces un poco manida. El horror y la barbarie de la Guerra Civil Española, la persecución sin sentido y el dramatismo, ganan el pulso a un recital de poesía sobre las tablas que, a veces, conmueve.

 

Con ligeros sobresaltos, la historia va paseando alrededor de la historia de dos personas, Clara (Sara Casanovas) y Vicente (Miquel Insua) que, aunque no existieron, tal vez pudieron hacerlo. Narra sus peripecias, su amistad y su conexión, mientras la dueña de la pensión, Ermitas (Luma Gómez), los ata a una realidad ensordecedora y amarga. El tiempo se dilata mientras ellos recitan poesía y alegatos contra un mundo que no les gusta.

 

La propuesta de la compañía Teatro do Noroeste, fundada por Eduardo Alonso y Luma Gómez, tiene un regusto a otros tiempos, esos en los que los rencores de un bando y otro aún no se habían cerrado. Sabe a una España dividida que aún sigue reclamando y aunque la poesía intente aportar este toque de esperanza, la guerra gana.

 

Dramaturgia y dirección: Eduardo Alonso. Reparto: Sara Casanovas, Miquel Insua, Luma Gómez, Imma Antonio. Voz en off locutor: Lino Braxe. Escenografía y vestuario: Paco Conesa. Composición musical: Fernando Alonso.

Palabras Malditas. Teatro Español, Madrid. Duración aprox. 1h y 45 min.

Regina Navarro

Regina Navarro

Regina Navarro es periodista, especializada en periodismo cultural y lifestyle. Colaboradora habitual de Papel –el dominical del diario El Mundo– o la revista de Artes Escénicas Godot, explora el mundo de la micro-literatura desde el blog El jardín del microcuento, con el que busca el lado ficticio de la realidad. ¿O era la realidad dentro de la ficción?

Comentarios