• EL PROYECTO
  • NEWSLETTER
  • BUSCAR
    BUSCAR

Fernán Gómez. Centro Cultural de la Villa

Las apariencias de Bernarda Alba

Foto: Fernán Gómez

TAGS TeatroFernán Gómez. Centro CulturalFederico García Lorca
La obra de Federico García Lorca vuelve a los escenarios madrileños para presentarnos una sociedad española sumida en la apariencia.

Bienvenidos a la España rural. Nos situamos en el primer tercio del siglo XX. Frente a nosotros, una sociedad que poco tiene que ver con la actual, la digitalizada. Pero que, en otros aspectos, seguimos manteniendo los mismos defectos (también virtudes) y hábitos.

 

Una España tachada “por el qué dirán”, donde las apariencias importan más que los propios sentimientos. Esto es lo que dejó claro Federico García Lorca en La casa de Bernarda Alba, que vuelve a los escenarios madrileños. Esta vez al Fernán Gómez. Centro Cultural de la Villa, donde se podrá ver hasta el 30 de octubre.

 

En un silencio de lo más inquietante, Bernarda Alba y sus cinco hijas se encierran en su casa tras la muerte del segundo marido de Bernarda. Angustias, la hija primogénita –y la única del primer marido-, pasa a heredar una interesante fortuna. Este dinero servirá para la boda con su pretendiente, Pepe el Romano. El joven se compromete con Angustias, pero a la vez enamora a Adela, la hermana pequeña, quien está dispuesta a ser su amante.

 

Foto: Fernán Gómez. Centro Cultural de la Villa

Durante este enredo podemos observar el universo de un grupo de mujeres sumidas en la apariencia. Sin embargo, todas tienen sus reflexiones, sus diferencias. Un silencio frío se apodera de la casa hasta que estalla la bomba. Nadie aguanta el ambiente impuesto por Bernarda.

 

Cuando la madre se entera de la relación entre su hija pequeña y el pretendiente de Angustia, estalla una fuerte discusión y Bernarda le dispara a Pepe, pero éste se escapa. Tras escuchar el disparo, Adela cree que su amante se haya muerto y se ahorca.

 

Bernarda anuncia a voces que su hija murió virgen para guardar las apariencias. Dichosa palabra. Y la obra termina como empezó, en silencio.

 

Redacción

Redacción

Ritmos 21 - Milennial Culture Information es una revista independiente de información y análisis cultural.

Comentarios