• EL PROYECTO
  • NEWSLETTER
  • BUSCAR
    BUSCAR

Entrevista a Mª Pilar Martínez Arce, Patrimonio para jóvenes

"El desconocimiento y el olvido son una lacra para el patrimonio cultural"

Foto: María Cantero

TAGS EntrevistaPatrimonio cultural
Ritmos 21 entrevista a María Pilar Martínez Arce, presidenta de Patrimonio para jóvenes.

Cualquier proyecto cultural enfocado a los jóvenes ya es un riesgo. Pero hay quien, con un punto de atrevimiento, decide lanzarse a la aventura y nadar a contracorriente. Así podría definirse Patrimonio para jóvenes, una organización sin ánimo de lucro que busca promover el patrimonio cultural español entre los denominados ahora millennials.

 

María Pilar Martínez Arce (Burgos, 1961) es la presidenta del proyecto. Periodista de profesión, ha recorrido España desde bien pequeña. Cuenta a Ritmos 21 cómo surgió entre proyecto, sus objetivos y la necesidad de no olvidar el gran valor cultural que tiene este país.

 

Pregunta. Antes de nada, ¿por qué Patrimonio para jóvenes?

 

Respuesta. Porque es un reto necesario. En el patrimonio cultural, en las restauraciones de monumentos, conjuntos históricos, nuevas musealizaciones… se han hecho importantes inversiones, sobre todo antes de la crisis. Eso llevó a una revitalización del turismo de interior, el turismo cultural si se quiere llamar así. Pero el público era, es, muy mayor. Sobrepasan los 50 años y hay un buen número de jubilados.

 

"Hay que despertar el interés en quienes, por prejuicio, no lo tienen"

Urge generar un nuevo público. Urge que las nuevas generaciones, los millennials, tengan interés por conocer, conservar y difundir el patrimonio cultural de su país. Urge porque el desconocimiento y el olvido son una lacra y el mayor peligro para el patrimonio cultural.

 

P. En una sociedad en el que parece que los jóvenes dan la espalda a algunas disciplinas culturales, ¿les interesa algo tan concreto como el patrimonio?

 

R. No, no les interesa. O no les interesa en general. Por eso era un reto. Hay algunos que sí tienen ese interés pero se encuentran solos, se sienten frikis. Hay que recoger a estos que se sienten solos y hay que despertar el interés en quienes, por prejuicio, no lo tienen.

Foto: Borja Centenera

Y en cuanto a que “los jóvenes dan la espalda a disciplinas culturales” me atrevo a decir que es en buena parte por cómo los hemos educado. Se ha incentivado la eficacia, y la eficacia se ha entendido como “prepararse para una carrera en la que se gane bien”. O sea, uno saca pecho si su hijo estudia una Ingeniería pero no si estudia Filología, Humanidades, Historia del Arte… Previo a esto se ha incentivado en las aulas el aprobar, no el saber.

 

Resultado de esto es gente que vomita contenidos sobre un papel cuando llega el examen. Contenidos sin digerir. “Programas”, “temarios” para pasar un plan, un curso. La situación no la han creado ellos, se la hemos servido sus predecesores.

 

Sobre la situación de las Humanidades es muy interesante La utilidad de lo inútil, de Nuccio Ordine. Por cierto; tengo muchas ganas de hablar personalmente con él.

 

P. La fórmula será llevar a los jóvenes a la cultura desde una perspectiva atractiva ¿Cómo conseguís llevar a cabo eso?

 

R. Mas bien puedo contar como lo intentamos. Las visitas breves, en grupos pequeños, accediendo a lugares cerrados que no podrían visitarse en grandes grupos. Y siempre buscando algún factor sorpresa. Les encanta a todos ser recibidos por algún artista en su estudio.

 

Se suelen hacer también talleres de fotografía, de redes sociales… y cada día, puedo decir que cada día sin exagerar, pienso en qué se puede ofrecer de nuevo en la siguiente visita. O que hay que corregir sobre lo que se ha hecho el las anteriores.

 

P. Si uno navega por el blog de la asociación descubre que sus orígenes se remontan hasta diciembre de 2012 ¿Cómo surgió este proyecto?

 

R. En diciembre empezó tímidamente el blog. La primera salida fue en mayo de ese mismo año. Surgió con lo que había. Yo percibía las necesidades y la situación que he descrito aquí. Y eché a andar las cosas como digo con lo que tenía. Hijos y amigos de los hijos. Y una cámara de fotos.

 

Siempre cuento que en la primera visita me llevé a doce “detenidas”. Una hija mía y sus amigas, no venían nada convencidas. Pero la cosa cambió a partir de ese día. Prueba de ello, no hace falta mas que recorrer el blog. Un blog por cierto mucho mejor trabajado ahora que al comienzo. El año pasado se integró dentro de nuestra nueva web.

 

P. Periodistas, filólogos, arquitectos…¿Cómo es el trabajo diario con gente de diferentes profesiones y a la vez tan capacitada?

 

R. En la cabeza de la asociación hay gente de muy distintos perfiles, sí. Pero es que todos son necesarios. Se integran las habilidades de comunicadores, creativos, gente que tiene hábito de trabajar con la administración pública… Yo por ejemplo soy capaz de inventar y poner en marcha mil cosas, pero convulsiono cuando veo un impreso para rellenar.

Foto: Clara Frago

 

Verónica Quintanilla, nuestra tesorera y arquitecta especialista en restauración de patrimonio, no se inmuta con trámites, certificados, etc. Así que todos servimos, todos somos necesarios.

 

Y a las visitas viene gente de todo tipo. Graduados superiores, gente que proviene de la FP, o trabajadores sin estudios. No son actividades para especialistas en arte, ni mucho menos. Son muy básicas, muy divulgativas.

 

P. Sus actividades se centran principalmente en Navarra y Burgos. ¿Esperáis dar el salto al resto de CCAA?

 

R. Hemos hecho también cosas en La Rioja y en Aragón. Claro que queremos llegar a todas las Comunidades Autónomas. Pero eso va a llevar tiempo. No se trata de correr sino de hacer las cosas bien.

 

"Una buena campaña de marketing sobre nuestro propio patrimonio sería necesaria"

Con Navarra tenemos mucho compromiso. Nuestras actividades aquí están declaradas de interés público y estamos bajo el amparo de la Ley de Mecenazgo Cultural de Navarra. Eso quiere decir que los contribuyentes en Navarra que apoyen nuestro proyecto desgravan hasta el 80% en cantidades entre 50 y 150 euros.

 

Pero sí, la asociación está en el registro nacional de asociaciones y la ilusión es desarrollar programas en mas CCAA. Hace dos años hicimos una semana de voluntariado en el Valle del Jiloca, en pleno mudéjar aragonés. Fue una experiencia vital. De las mejores experiencias de mi vida.

 

P. Su iniciativa es llegar a cuanta más gente mejor. ¿Cómo se mantiene un proyecto como Patrimonio para jóvenes?

 

R. Con paciencia. Sobre todo  con paciencia. Y luego teniendo muy en cuenta las características del público al que nos dirigimos. No vamos a fidelizar personas. Siempre habrá gente nueva. Lo que caracteriza a los jóvenes es su movilidad, y eso no hay que perderlo de vista. Hay que ir llegando cada vez a gente nueva, si participan un año, bien, si llegan a los tres, magnífico… pero lo normal es un ir y venir de caras nuevas.

 

P. ¿Cómo califica las políticas tanto del Gobierno regional como el estatal sobre el mantenimiento de nuestro patrimonio?

 

R. En Navarra la Institución Príncipe de Viana creo que tiene un merecidísimo prestigio en este ámbito. Por lo demás, calificar las políticas, es muy complejo. Hay acciones que me parecen magníficas y otras deplorables. Y ni se puede cantar victoria por unas cosas ni poner el grito en el cielo por otras. Es un tema delicado y hay que analizar caso por caso. Eso es algo que excede esta entrevista.

 

P. Entonces, ¿qué medidas echa en falta desde la Administración Pública en materia de patrimonio?

 

R. Buf, se podría hablar de muchas cosas, pero una buena campaña de marketing sobre nuestro propio patrimonio sería necesaria. ¿Habéis visto los Estados Unidos? Hasta con la Route 66 han creado marca. Anda que no tenemos meseta ni nada para promocionar… pero, ¿somos capaces de vendernos así?

 

P. Para cerrar la entrevista, ¿qué pueblo, lugar o ciudad nos recomiendas como visita?

 

R. ¡Que difícil! Hay un montón de sitios maravillosos. ¿Cerquita de Madrid? Un pueblo; Almagro, una ciudad Cuenca, ¿un lugar? El claustro de San Antonio El Real en Segovia.

L. Torres

L. Torres

L. Torres es periodista y colaboradora de Ritmos 21.

Comentarios