• EL PROYECTO
  • NEWSLETTER
  • BUSCAR
    BUSCAR

Informe anual del libro electrónico

El español se cuela en el libro electrónico

TAGS Libro electrónicoLibros
El libro electrónico crece un 11% en valor en España frente a la caída sufrida en Estados Unidos, que se mantiene como uno de los mercados más importantes para el libro digital en español.

Cuestionado por unos cuantos y objeto de piratería por otros, la presencia del libro electrónico creció en 2016. El 62% del mercado editorial digital en español se encuentra en nuestro país, siendo con diferencia el mayor en territorio hispanohablante. Este informe pone en relieve también el auge en las ventas de libros en la lengua cervantina, tras subir un 6,7% en 2016.

 

Los libros digitales han suscitado debates también por su precio, siendo éstos entre un 30 y 60% más baratos que en formato papel. Pese a esto, el problema del IVA sigue presente: el soporte digital tiene un 21% de impuesto indirecto frente al 4% del papel. Un conflicto que únicamente existe en nuestro país, ya que en Latinoamérica los libros digitales están exentos de IVA.

 

El libro digital en español tiene como principales consumidores, después de España, Latinoamérica y Estados Unidos. México es el segundo país de mayor consumo con un 13,2%, seguido de Estados Unidos, con un 11,4%. Los demás países hispanohablantes se sitúan a la cola con cifras que no superan el 3%. No obstante, el estudio asegura que se trata de un mercado en expansión que crecerá en los próximos años.

 

Todas estas cifras están continuamente siendo cuestionadas, ya que no se pueden ofrecer datos definitivos sobre la industria del libro digital. Sin embargo, los porcentajes se mantienen en los distintos informes sobre la materia en que el libro electrónico copa entre el 3 y el 5% del mercado editorial mundial. Una oferta que, principalmente, cuenta con las principales novedades y best sellers de ficción —un 65,9% de las ventas frente a las publicaciones de no ficción— que sitúan a autores como Ken Follet, Julia Navarro o Ildefonso Falcones entre los más vendidos en soporte digital. Sin embargo, la autoedición y la importancia de las plataformas internacionales abiertas como son Amazon o Google Books, hace que la oferta sea prácticamente infinita.

 

Crecimiento 2015-2016 del libro digital por canal y modelo de negocio. Fuente: Libranda.

 

Distribución: más que Amazon y Google

Amazon y Google dominan las ventas de la industria del libro electrónico. Las plataformas independientes apenas manejan el 13,7% del pastel. Por otro lado, se está intentando potenciar la implantación de Bibliotecas digitales, algo que ya se ha llevado a cabo por el Ministerio de Cultura o el Instituto Cervantes, pero que ha decrecido en 2016 un 44%. Esto se debe principalmente a la falta de contenido de la plataforma eBiblio de la red de bibliotecas públicas.

 

Lo que sí ha tenido un importante auge el pasado ejercicio ha sido el mercado mediante las plataformas de suscripción. Estas plataformas han crecido un 93,4% con respecto a 2015 gracias a la colaboración de instituciones educativas -fundamentalmente de universidades públicas y privadas-. Otros de los factores positivos es que estas suscripciones no dan acceso a un libro directamente, sino que permiten acceder a un catálogo abierto de publicaciones.

 

Cifras no tan negativas para un soporte aún volátil y en la mano principalmente de la piratería. El futuro podría estar, al igual que en otras áreas culturales, en adoptar una suscripción mediante catálogo. ¿Por qué no un Spotify de libros?

Marina Prats

Marina Prats

Marina Prats es periodista y experta en comunicación cultural.

Comentarios