En plenos preparativos para conmemorar los 50 años de su fallecimiento

Un libro desmonta el "mito francés" que rodeó a Edith Piaf

Con mito o sin mito, Piaf es y será la cantante más querida en Francia. Su prodigiosa voz y su sensibilidad hicieron de ella, una artista única.
En 1936 falleció Edith Piaf y Francia se prepara para conmemorar los 50 años de la efeméride con una avalancha de películas, conciertos y libros, entre los que ha destacado una biografía que viene a demoler algunas de las leyendas que rodearon la vida del mito francés. Por ejemplo, de Piaf siempre se dijo que había nacido bajo un poste de luz del parisino barrio de Belleville. Pero según se afirma en el libro Piaf, un mito francés, (Editorial Fayard) eso no es cierto.
 
La cantante de voz prodigiosa nació el 19 de diciembre de 1915 en el hospital Tenon, en el 20º distrito de París, afirma la biografía, obra de Robert Belleret, periodista del diario Le Monde que efectuó un meticuloso trabajo de investigación.
 
Belleret se apoyó sobre todo en un centenar de cartas enviadas por Piaf a su confidente, Jacques Bourgeat, que hasta hoy no habían sido publicadas. Exhumó también cientos de archivos, lo que le permitió esclarecer muchas de las mentiras y semiverdades que rodearon la turbulenta vida de la diva, hija de un acróbata y de una cantante ambulante.
 
"¿Por qué se adornó, exageró o se inventó tanto respecto a Piaf?", se interroga Belleret en el prólogo de su libro, de 700 páginas, que arroja nueva luz sobre el nacimiento, niñez y vida amorosa de la maravillosa cantante, y también sobre algunos episodios oscuros, como su actitud durante la Ocupación.
 
"Verdades y semiverdades" que fueron transmitidas por sus allegados, pero que también Piaf hacía circular, para "autoalimentar el mito", subraya Belleret.
 
"Piaf mentía profusamente sobre su vida, empezando con su propio nacimiento", escribe Belleret, que es también autor de una excelente biografía sobre el cantante Léo Ferré.
 
El libro desecha las alegaciones de Piaf de que pasó falsos documentos de identidad a prisioneros franceses, en ocasión de dos conciertos que afirmó había sido obligada a ofrecer en la Alemania nazi.
 
"Piaf llevó una vida llena de extravagancias" durante la guerra, señala el escritor, que hace también una crónica detallada de la vida amorosa de esta "Don Juan femenina".
 
La cantante de voz maravillosa fue una "seductora insaciable", "rompedora de matrimonios", que "multiplicaba las conquistas": Marcel Cerdan, Yves Montand, Georges Moustaki, Eddie Constantine, afirma.
 
Aunque no oculta sus lados oscuros (sus caprichos, sus adicciones, sus mezquindades), la biografía no socava nada el mito, al destacar el inconmensurable talento de la artista, su voluntad de trabajo, su energía, su magnetismo en el escenario, su carisma y su tenacidad.
 
Asimismo, Belleret recalca el don extraordinario de Piaf para la escritura, que la llevó a componer unas 90 canciones que han dado la vuelta al mundo, entre ellas "La vida en rosa" y "El himno al amor".
 
La mítica intérprete y compositora --cuya dimensión internacional fue consolidada por la película Piaf (2007), que le valió un Oscar a su intérprete, Marion Cotillard-- será festejada en Francia en octubre y también en Nueva York, ciudad fetiche de la artista, que le ofrecerá un homenaje.
 
Piaf, que murió en 1963 a los 47 años, tras una vida atormentada pero llena de amor, pasión y honores, sigue siendo la cantante más querida en Francia.
Redacción

Redacción

Ritmos 21 - Milennial Culture Information es una revista independiente de información y análisis cultural.

Comentarios