Análisis

La cultura valenciana se resquebraja

El desprendimiento de una parte del techo del Palau de las Arts ha sido el último de los fracasos de los proyectos estrella que Valencia ha tenido. El cierre de Canal 9, junto a los gastos que están suponiendo construcciones como la Ciudad de la Luz de Alicante o de las Artes Escénicas, ha originado que la cultura valenciana viva uno de los peores momentos de su historia.
Valencia tuvo su boom cultural: apoteósicas construcciones se fueron haciendo en una España de bonanza. Ópera, estudios de cine, palaus… la política cultural del Gobierno valenciano era clara: el valenciano como vanguardia del mundo. Sin embargo, como ha pasado en el resto de España con la crisis económica, Valencia también ha explotado, resquebrajando la cultura de la Comunidad Autónoma.
 
Y es que ya varias gotas han colmado el vaso. La última: los desprendimientos de parte del revestimiento cerámico del Palau de las Arts, tras unas fuertes rachas de viento. El coste de la obra supone un gasto de tres millones de euros. ¿Quién será finalmente el encargado de pagar el arreglo? ¿La Generalitat? ¿Calatrava?
 
El Palau de las Arts seguirá cerrado hasta nuevo aviso
El presidente de la Comunidad Valenciana, Alberto Fabra, aseguró que la Generalitat mantendrá contactos con el arquitecto Santiago Calatrava o con su estudio para analizar la mejor solución y saber quién se hará cargo del coste. El presidente ya señaló que “se va a proceder a la sustitución del trencadís para que no haya ningún tipo de inseguridad para los ciudadanos y vamos a reclamar tanto a la empresa como al arquitecto la renovación y los costes que puedan generar esa sustitución". Finalmente, Calatrava, Dragados y Acciona reparán el teatro sin coste alguno, tras llegar a un acuerdo con la Generalitat valenciana.
 
El Palau de las Arts ha sufrido en los últimos ocho años diversos daños en los que siempre hay un coste al que enfrentarse: desde el hundimiento de su plataforma escénica hasta hasta la inundación del río Turia que afect#38;oacute; a parte del complejo.
 
Sin embargo, el principal afectado es el contribuyente valenciano que, tras pagar vía impuestos mastodónticos proyectos, no podrá acudir a las actividades culturales del Palau al haberse cancelado todas ellas y cerrado el complejo hasta nuevo aviso.
 
Pero este hecho no es el único varapalo que ha sufrido la cultura valenciana. El cierre de Canal 9 y Ràdio 9 ha supuesto el fin de una vía de promoción y difusión de la cultura de la región. Atrás quedan aquellos años en el que el consejero de Cultura y Educación en 2004, Esteban González Pons, reclamaba con ímpetu la defensa de la TV pública: “Tengo el sueño de un programa que promocione” a los profesionales valencianos.
 

De proyectos estrella a proyectos fracaso

 
La Ciudad de la Luz de Alicante, que abrió en 2005 y costó 250 millones de euros, sigue sin ver ninguna entrada de ingresos. La Ciudad de las Artes Escénicas de Sagunto se ha quedado simplemente como una nave vacía, a pesar de su coste: 23 millones de euros.
 
La Ciudad de la Luz de Alicante.
Otro de los proyectos más destacados del Consell es la Fundación de la Llum de les Imatges, encargada de la promoción del patrimonio eclesiástico. La Generalitat Valenciana ya ha anunciado que durante el 2014 cesará su actividad. “La Fundación de la Comunitat Valenciana La Llum de les Imatges concluirá en el ejercicio 2014 su actividad ya programada, sin que por parte de la Generalitat y su sector público se financie nuevas líneas de actividad de la fundación, debiéndose acordar su extinción de conformidad con la normativa vigente en materia de fundaciones”, cita el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana. Su única esperanza: la participación de patrocinadores privados.
 
No corren buenos tiempos en la Comunidad Valenciana, que ve como poco a poco sus megaproyectos estrella, adorados en el antaño, se van resquebrajando sin alternativa alguna. Fueron buenos tiempos. 
Miguel Mirón Pérez @migmiron

Miguel Mirón Pérez @migmiron

Ritmos 21 - Milennial Culture Information es una revista independiente de información y análisis cultural.

Comentarios