• EL PROYECTO
  • NEWSLETTER
  • BUSCAR
    BUSCAR

Proyecto Cervantes

Un libro del Marqués de Molins, clave para encontrar los restos de Cervantes

La obra "La sepultura de Miguel de Cervantes" de Mariano Roca de Togores Molins señala que los restos del escritor fueron inhumados en 1616 y que permanecen en el mismo edificio, a pesar de las obras realizadas.
Los restos de Miguel de Cervantes, más cerca que nunca. La prospección en la iglesia del Convento de Las Trinitarias ha identificado cinco zonas principales que presentan anomalías asociables a enterramientos o estructuras funerarias, según informó ayer el Ayuntamiento de Madrid tras el cierre de la primera fase para encontrar los restos del escritor Miguel de Cervantes en el Proyecto Cervantes, iniciado el pasado 28 de abril.
 
Pero ¿cómo se sabe que los restos del escritor pueden estar ahí? Son varias las fuentes que documentan el enterramiento de Miguel de Cervantes en este templo del centro histórica de la capital, una tesis que sostiene, entre otros, Mariano Roca de Togores, Marqués de Molins, en 1870 en el libro La sepultura de Miguel de Cervantes. La obra señala que los restos de Cervantes fueron inhumados en 1616 y que permanecen en el mismo edificio, a pesar de las obras realizadas en el tiempo.
 
Existe una amplia cripta bajo el crucero de la Iglesia con un número aproximado de 30 nichos que contienen restos óseos humanos en su interior. Es razonable considerar que de haberse exhumado los restos de Miguel de Cervantes con motivo de las obras efectuadas en la Iglesia, estos se hubieran depositado en alguno de estos nichos, al igual que cualquier otro resto óseo encontrado en el subsuelo.
 
Además, como ha explicado el antropólogo forense Francisco Etxeberria, existen diversos datos autobiográficos e históricos sobre Miguel de Cervantes, que aportan gran cantidad de información sobre sus características físicas y diversas patologías y lesiones en su cuerpo, que harían posible la identificación forense de los restos.
 

¿Cómo sabrán que realmente es Miguel de Cervantes?

 
Miguel de Cervantes fue amortajado conforme a la regla de la Orden Terciaria, con hábito franciscano y el rostro descubierto. Fue enterrado en 1616 a la edad de 68 años. Entre 1590 y 1612, en que escribe sus Novelas ejemplares, se describe asimismo diciendo: “Este que veis aquí, de rostro aguileño, de cabello castaño, frente lisa y desembarazada, de alegres ojos y de nariz corva, aunque bien proporcionada; las barbas de plata, que no ha veinte años que fueron de oro, los bigotes grandes, la boca pequeña, los dientes ni menudos ni crecidos, porque no tiene sino seis, y ésos mal acondicionados y peor puestos, porque no tienen correspondencia los unos con los otros; el cuerpo entre dos extremos, ni grande, ni pequeño, la color viva, antes blanca que morena, algo cargado de espaldas, y no muy ligero de pies”.
 
Su identificación, por tanto, no es imposible, según reflejan los primeros resultados. Presentaba, además, una serie de características específicas como la patología que se menciona en la mano izquierda, que tenía inutilizada y sin funcionalidad, así como las lesiones padecidas en el tórax como consecuencia de las heridas de guerra sufridas en la batalla de Lepanto en 1571. 
Redacción

Redacción

Ritmos 21 - Milennial Culture Information es una revista independiente de información y análisis cultural.

Comentarios