• EL PROYECTO
  • BUSCAR
    BUSCAR

La vida navegable (Ed. La Isla de Siltolá)

Los mil y un mares de Santos Domínguez

 
 
El nombre de Santos Domínguez no resultará ajeno ni a los lectores de poesía ni a los lectores de RitmosXXI.com/VersoBlanco. Sus críticas literarias vienen desde hace tiempo jalonando las ediciones de este medio.  Unas críticas que son siempre ajustadas, de lenguaje y juicios apretados, sencillas y por eso, doblemente válidas. Como poeta, ha escrito libros de poemas memorables como Las provincias del fríoEn un bosque extranjero o El dueño del eclipse, libros que le han valido premios nacionales e internacionales.
 
La vida navegable es su última publicación poética. Una antología editada por La Isla de Siltolá, en la que el poeta se sumerge de lleno en el mar. “¡El mar! El siempre recomenzado mar de Valéry; el mar en cuyo seno proteico vio Ezra Pound flotar los ojos de Picasso; la marina donde Eliot espantaba la imagen de la muerte tras la niebla; el mar juanramoniano que está en sí, pero lejos y solo de sí mismo”, escribe José María Jurado en el prólogo.
 
Y es que en La vida navegable se concitan los mil y un mares que ante la mirada del poeta se despliegan, potentes, rebosantes de una plenitud azul. Repasa el poeta su trayectoria, pegada a la orilla, conuna poesía incesante de emociones, para lectores sedientos que deseen saciar su sed con una agua envalentonada por una marea de símbolos, de idiomas floridos.
 
“Somos lo que hemos sido:/
un silencio de islas donde la luz se embalsa/ como un largo naufragio sin responso”. La vida navegable es lo que la poesía de Domínguez ha sido y es – sobre todo, es –. Un cúmulo ordenado y desordenado a la vez – como el mar – de versos en los que está la vida misma, siempre al filo de una ola que embadurna la orilla de sal.
 
Un canto, es la poesía que recoge el volumen editado por Siltolá. Un canto agigantado ante un horizonte marino, que va empequeñeciendo al poeta al ver cómo su canto, de las profundidades de sus entrañas, acaba pululando por océanos y abismos.
 
“El poeta – escribe José María Jurado – se ha acercado a la orilla de las sombras y ha mirado a los cielos, ha conseguido aguantar el pulso del sol”  Y ha ganado – añado yo – para el resto, la luz de tanto mar. 
A.Caro

A.Caro

Ritmos 21 - Milennial Culture Information es una revista independiente de información y análisis cultural.

Comentarios