Museos de Cómics

El arte de las viñetas

Viñeta de Tintín, personaje original de Hergé

Viñeta de Tintín, personaje original de Hergé

Con el paso de los años, las historias se han convertido en un objeto de culto, en una nueva forma de arte que merece la pena admirar. Algo que las decenas de museos dedicados a los cómics que se reparten por todo el mundo testifican.
Basta con introducir el término cómic en cualquier buscador de internet para que aparezcan miles de páginas en nuestro idioma informándonos de todas las novedades del sector. Y es que si hace algunos años los cómics eran relegados a cierto prototipo de lectores, ahora se han convertido en un objeto de culto, una nueva forma de arte y un estilo de vida en si mismo.
 
Lo que al principio empezó como pequeñas tiras cómicas en los diarios de medios mundo, con una gran utilización en los estadounidenses, se fue transformando con el tiempo en un género propio. Aquellas historietas se alargaban, ocupaban varias páginas pero seguían unidas a los periódicos. Surgían de este modo las aventuras de Tintín, creadas por Hergé, uno de los impulsores del cómic franco-belga, que poco a poco se irían separando de los diarios para convertirse en libros independientes.
 
Superman en 1938, Batman al año siguiente o El Capitán América y La Mujer Maravilla en 1941 disponían de su propio espacio y creaban, sin saberlo, el germen de un género: los cómics de superhéroes, la creación de los conocimos como comic books.
 
Debemos remontarnos a las Segunda Guerra Mundial para observar el máximo desarrollo del cómic estadounidense. Con un público variado y unas historias que trataban prácticamente cualquier temática, la industria de la historieta crecía, creando adeptos en cada país.
 
Si los años 60 fueron para el cómic una década en la que comienzan a crearse historias para adultos de temáticas más complejas y con una cierta reflexión, los 80 llegaron con el auge de las historietas eróticas, aunque las historias de superhéroes o algunos clásicos como Mortadelo y Filemón, continuaban con su expansión.

Viñeta de Superman
 
Piezas de coleccionista
 
Con el paso de los años, estas historias se han convertido en ocasiones en un objeto de culto, en una nueva forma de arte que merece la pena admirar. Algo que las decenas de museos dedicados a los cómics que se reparten por todo el mundo testifican.
 
Bruselas, Milán, Londres, Madrid, Buenos Aires, Kyoto, San Frnacisco, Basilea… Una larga lista de ciudades que cuentan, entre sus atractivos turísticos, con un templo dedicado a la historieta. Un lugar en el que los seguidores y los aficionados, podrán contemplar las viñetas de sus personajes favoritos.
 
Famosa por su Feria del Cómic, la ciudad de Lucca (Italia) fue la primera en dedicar un espacio a estas ilustraciones. En 1966 abría sus puertas el Museo Nazionale del Fumetto de Lucca, un espacio lleno de tecnología y rincones interactivos que permiten disfrutar de 30 000 originales y bocetos, medio millón de publicaciones del cómic.
 
En 2012 la librería madrileña Akira Comics recibía el premio Eisner –el Oscar de los cómics– a la mejor tienda de cómic del mundo. Un espacio que cuenta con más de 40 páginas originales de los dibujantes más famosos de Europa y Estados Unidos y que decora su techo con La capilla sixtina de los superhérores. Así, mientras Thor, Spiderman o Hulk velan por el visitante, la tienda se transforma en una suerte de museo.
 
Aunque quizá uno de los más revolucionarios es el Digital Comic Museum. Un espacio web que, como ellos mismos explican, tiene la misión de permitir a los internautas y amantes del mundo del cómic en general, que se descarguen todas las historietas que deseen de forma “gratuita”. Dependiendo de la donación que el interesado haga al museo y del uso que vaya a darles podrá descargar historietas de forma ilimitada o podrá acceder solo a un número determinado.
 
La legalidad de esta acción radica en que los cómics de los que disponen ya son de dominio público, o cedidos por algunos autores. Una buena forma de permitir y fomentar el consumo de estas historietas de modo económico. 

Viñeta de Mortadelo y Filemón
Regina Navarro - @reginnanm

Regina Navarro - @reginnanm

Ritmos 21 - Milennial Culture Information es una revista independiente de información y análisis cultural.

Comentarios