Exposición en Madrid

Querido lector. No lea

Foto: Joaquín Cortés - Román Lores.

Foto: Joaquín Cortés - Román Lores.

El Museo Reina Sofía abre el año expositivo con el artista Ulises Carrión, donde se sumerge en el mundo del libro desde el punto de vista artístico, como la presentación, el papel, la encuadernación o la distribución.
El lenguaje se crea. Y se destruye. En él está nuestra forma de comunicarse, nuestra forma de vernos, nuestro ser. Las palabras dicen todo, hablan de uno. También puede modificarse, manipularse y, en ocasiones, malinterpretarse. Para Ulises Carrión (México, 1941 – Países Bajos, 1989), artista, editor, escritor, comisario y un sinfín de profesiones más, el arte de los libros no solo estaba en su interior, sino también en el exterior de él.
 
Carrión “analizaba a través del libro las estructuras sociales y el funcionamiento de la comunicación en la sociedad”, afirma Manuel Borja-Villel, director del Museo Reina Sofía, que acoge una exposición sobre su obra y su trayectoria hasta el 10 de octubre. La relevancia del título de la exposición, Querido lector. No lea, explora los mundos del libro más allá de su contenido implícito. El arte del lenguaje no está solo en lo que narra, sino en cómo se presenta.
 
Foto: Ritmos XXI

Guy Schraenen, comisario de la muestra y conocedor de la obra de Carrión, señala que para el editor “lo importante era el papel, la encuadernación y la distribución como algo anacrónico”. Así se hace presenta en la exposición, que alberga más de 350 piezas de libros, revistas, performances, obras sonoras, etc.
 
El discurso de Carrión se centraba en dos ámbitos fundamentales: la estructura y el lenguaje, que “constituyen las directrices de sus creaciones, influidas por su formación literaria y siempre presentes en sus trabajos”.  Su carácter innovador le hizo participar en algunos de los sembrados de aquel contexto histórico.
 
Ulises Carrión fue fundador de la mítica librería-galería Other Books And So. Aunque tuvo una vida corta (de 1975 a 1979), se convirtió pronto en un referente en la historia de los libros de artista. Su finalidad era la presentación, producción y distribución de publicaciones que “ya no eran textos literarios”, sino piezas literarias con una estrecha relación con el arte. Para el propio artista eran “nolibros, antilibros, pseudolibros, casilibros, libros concretos, libros visuales, libros conceptuales, libros estructurales, libros proyecto, libros declaración y libros instrucción”, tal y como afirmó en 1975 después de creación.
 
 
En 1975, Carrión publicó El arte nuevo de hacer libros, un manifiesto que buscó abrir nuevos caminos para la escritura tradicional y acabó siendo una influencia para futuros escritores. Así, muchas de sus teorías fueron precursoras de otras artísticas más recientes en el escenario digital del siglo XXI.
 
Al fin y al cabo, Carrión no dejó de ser un artista libre de las presiones del mercado del arte, donde cuestionaba las disciplinas artísticas tradicionales. Desconocido y abandonado por los entresijos artísticos de Europa, España acoge la primera gran exposición en nuestro país de Ulises Carrión, el artista del lenguaje. 
Miguel Mirón Pérez @migmiron

Miguel Mirón Pérez @migmiron

Ritmos 21 - Milennial Culture Information es una revista independiente de información y análisis cultural.

Comentarios