Reseña literaria

"Soy un lector desordenado"

Vicente Molina Foix presenta ´Enemigos de lo real´ (Galaxia Gutenberg).
Foto: Librería Rafael Alberti.

Foto: Librería Rafael Alberti.

Esta semana se presentaba en la tradicional librería madrileña Rafael Alberti estos Escritos sobre escritores que el maestro Vicente Molina Foix ha tenido a bien compartir con nosotros. Una lectura y posicionamiento más allá del criticismo que lleva el sello de la experiencia que el multidisciplinar escritor ha ido componiendo con rigor y cuidado a lo largo de 40 años.
 
Como bien apuntaba Joan Tarrida, editor de Galaxia Gutenberg -la editorial elegida por mutuo acuerdo y de buen discernimiento-, es un libro que sólo se puede escribir viviendo en la escritura. Y no cabe duda de que Molina Foix vive en, por, para, desde y bajo la caricia de la ficción. Digo ficción porque claramente se posicionan como Enemigos de lo real, título que viene así suscitado según apunta el escritor en el prólogo: “La realidad transita, como no puede ser menos, por las narraciones, la poesía y la producción dramática de casi todos, pero en la escritura del mundo es recomendable, ése es mi barrunto o mi empeño, una condición de forastero que, hablando del Próspero de La tempestad, yo llamo extrañeza o enemistad del roturado campo de lo real".
 
Un libro que enriquece lecturas posteriores y que, sea de la forma que fuere, habiendo leído o no a los autores que en este libro se podría decir que comparten pared con pared, y alguna nocturnidad dentro y fuera de la ficción, da una perspectiva propia, fuera de canon personal, embaucada por una necesidad, por azares, encargos y experiencias personales que también dan un generoso perfil de la pluma de Molina Foix, y de su forma de mirar.
 
Enemigos de lo real, toca todos los géneros literarios, incluso se atreve a hablar de la narratología pictórica de Tintoreto, autor que le fascinó como buen escritor en su estancia en Venecia. Un libro a contracorriente, siendo el primer capítulo sobre Montaigne el último escrito, pero que no duda en los comienzos, en quién rompe el hielo o lanza una bengala en este libro, y que sabe además cómo tiene que acabar: con el capítulo sobre el marco de la vida privada en las novelas de la Gran Guerra.
 
Por otra parte, no es nuestro cometido encasillar de una forma nada cauta el libro que se nos presenta ante las manos, Molina Foix nunca fue un crítico literario fijo en ningún medio y por ello alega: “el libro, libre de exigencias, de un oficio o de una actualidad, surge principalmente  de tres actividades con igual desinencia: las ocasiones (simposios, conferencias, homenajes), las comisiones (un encargo del Times Literary Supplement sobre el conjunto de la obra de Vázquez Montalbán) y las decisiones propias, que son las que menos pero seguramente las más extensas.
 
Vicente Molina Foix confiesa que tiene respeto a la crítica, que se las lee todas y se las toma muy en serio, y que ha ejercido, cómo no, su disciplina. Sin embargo ríe cuando Patricio Pron cita: “un crítico sin humor es como un eunuco en un harén, sabe siempre cómo hacerlo mejor, pero no puede porque no tiene los medios”. Ríe sí, esa capacidad que en demasiados casos no tienen los críticos. Será porque él conoce ambas caras de la escritura.
 
Afirma que fue un lector desordenado y que tuvo una formación literaria a trompicones, pero que Shakespeare le marcó en su trayectoria en sus años de docencia en Oxford, ya que ejerció con discernimiento y pasión una lectura ardua que le llevó a las más de cien páginas que aquí se conglomeran sobre el dramaturgo. Sobre el estilo, se percata de decir que en sus años de juventud: “Caí bajo cantos de sirenas, en teorías y modas literarias, pero más en los libros de creación que en los ensayos”.
 
Estos Enemigos de lo real, como el mismo Vicente Molina Foix llama “un altar de los muertos”, siguen combatiendo, ejerciendo su presencia justificada en la pluma de otros escritores, como un revenantde la escritura que pauta, da consejo, maravilla y sobre todo sigue suscitando admiración a los dos lados del ejercicio creacional: en la escritura y en su lectura.  
Paula L. Montero

Paula L. Montero

Ritmos 21 - Milennial Culture Information es una revista independiente de información y análisis cultural.

Comentarios