• EL PROYECTO
  • NEWSLETTER
  • BUSCAR
    BUSCAR

Ángela P.

El ambigú

El ambigú es la colaboración de Ángela P. en Ritmos 21. Un lugar al que ir en los entreactos. Una pequeña muestra de su visión personal sobre los temas más variopintos.

Ángela escribe el blog Pero qué broma es ésta. Lectora voraz, es autora del libro Relatos al ácido. Aficionada al teatro, al cine y a la música, a veces se calza las zapatillas de correr para compensar sus excesos gastronómicos.

cerrar

'El joven Papa' de Sorrentino

Jude Law en el papel de Pío XIII. / HBO.

TAGS Series
'The Young Pope' es el último trabajo del director, guionista y escritor italiano Paolo Sorrentino. En España puede verse en HBO.

Patrizio sentenció: "Esa mujer no necesita comer: se nutre de nuestro tormento".

 

"Una oscura habitación, eso es la provincia. A la mínima que te mueves te das de bruces siempre con las mismas personas, a las que conoces desde que naciste".

 

Todos tienen razón, Paolo Sorrentino.

 

En noviembre, intentando hacerle sombra a Netflix, llegó a España la popular cadena estadounidense HBO y trajo consigo, entre otras, la nueva serie-película del aclamado y magnífico Paolo Sorrentino: The Young Pope.

 

Conocerán a Sorrentino por La grande belleza (2013, Óscar a la mejor película extranjera) y Youth- La giovinezza (2015), dos de los filmes que más feliz me han hecho en los últimos años.

 

Ha escrito además Todos tienen razón (Anagrama, 2011), uno de los libros más subrayados de mi Kindle. Sin embargo, no lo recomendaría necesariamente. No es que no me haya gustado, pero opino que el Sorrentino-director-y-guionista es mejor que el Sorrentino-escritor-de-novelas. En cualquier caso, así es su prosa: sentenciosa y altamente citable.

 

Sorrentino ya nos cautivó con la estética y la fuerza visual de La grande belleza y The Youth. Con claras influencias de Fellini, utilizó la melancolía, la nostalgia y la vulnerabilidad de sus personajes para arrancarle de cuajo la emoción al espectador. Nos hizo leer entre líneas. Magníficas interpretaciones. Música maravillosa (The Beatitudes, de Vladimir Martynov sonó en mi boda). Puso ante nuestros ojos imágenes bellísimas (casi elegimos los Alpes como destino para nuestro viaje de novios), decadentes, contrastes.

 

Con The Young Pope, miniserie de diez capítulos de cincuenta minutos de duración, confirma (como si eso fuera necesario) su increíble talento. Eminentemente original, es divertida, surrealista, imprevisible y sorprendente; uno no sabe, literalmente, qué esperar. El guion es exquisito, los personajes están excelentemente construidos y las interpretaciones son sobresalientes, grandiosas en algunos casos.

 

No se trata del biopic del Papa: se trata del biopic de un Papa. Inventando, casi distópico, con una personalidad complicada. En ocasiones, bipolar.

 

Los personajes son complejos, grises, con las inevitables contradicciones de los seres humanos. Jude Law está inmenso (además de “incredibly handsome”), con líneas de guion potentísimas, muchas veces cómicas, impertinentes.

Jude Law y Javier Cámara. / HBO.



The Young Pope cuenta además con la presencia de Diane Keaton en el papel de Sister Mary; Javier Cámara, absolutamente querible en el papel de Bernardo Gutiérrez y, mi preferido indiscutible, Silvio Orlando en el papel del indescriptible, inefable, Angelo Voiello. Voiello y su italiano musical y velocísimo, trepidante. Hay que amar, forzosamente, la lengua italiana.

 

Redondea la serie una banda sonora con mucha fuerza, salpicada de temas del cantautor estadounidense Andrew Bird (otra de mis recientes obsesiones). Enorme su Pulaski at Night.

 

Jude Law interpreta al ficticio Pío XIII- Lenny Belardo: el primer Papa estadounidense. Ultraconservador, oscurantista, despiadado en ocasiones, intolerante, falto de empatía, maquiavélico estratega, acomplejado, presuntuoso, presumido, que se conduce por el Vaticano mostrando un frío desprecio por los sentimientos ajenos. Dispuesto a cualquier cosa por consolidar su poder. Sin embargo, también es inteligente, pretende ser justo, tiene momentos de compasión y ternura. Se mortifica, se siente culpable, busca a Dios. Quiere creer y hacer las cosas bien.

The Young Pope. / HBO.

Una serie sobre intrigas, luchas por el ascenso al poder, sobre los entresijos y recovecos de la Santa Sede. Sorrentino y compañía podrían haber ido a lo fácil, podrían haber pintado curas empeñados en tapar escándalos. Sin embargo, en The Young Pope, el Papa y sus cardenales combaten la pederastia, los excesos, la maldad, con mano dura, casi con ira divina. El comportamiento de Pío XIII parece a ratos errático, caprichoso. Uno se pregunta si existirá realmente un plan maestro, algún tipo de criterio. Si su estrategia para atraer a los feligreses dará resultado. Le amamos y le odiamos. The Young Pope nos habla de la evolución de un hombre.

 

En definitiva, una serie, en mi opinión, mucho menos irreverente de lo que cabría esperar. Una obra maestra que, sin duda, merece un segundo (y un tercer) visionado.