Cambio en el nombre de las salas

El homenaje del Teatro Lara a su fundador y a Lola Membrives

Sala Cándido Lara. / Teatro Lara

TAGS Teatro LaraTeatro
El teatro madrileño cambia el nombre de sus salas para homenajear a Cándido Lara y a la célebre actriz.

El Teatro Lara inaugura el nuevo curso con un reconocimiento a su fundador, Cándido Lara, y a la célebre actriz Lola Membrives. El teatro madrileño cambia el nombre de sus salas: la principal se llamará Sala Cándido Lara; y la pequeña, la off, Sala Lola Membrives.

 

El motivo de este homenaje se debe a los 136 años que cumplió el teatro el pasado 3 de septiembre. Para ello, ha querido recordar la figura de su fundador, que era conocido como “el carnicero de Antón Martín”, puesto que era en ese lugar donde tenía su carnicería. Cándido Lara fue proveedor del ejército liberal en la segunda guerra carlista. La fortuna que sacó de ahí le valió para montar un teatro que seguía el espíritu del Palais Royal, el Teatro Lara. El recinto elegido fue un edificio de viviendas en la Corredera Baja de San Pablo, donde, a día de hoy, se sitúa el teatro.

 

Las primeras actrices que pusieron los pies sobre el escenario del Lara fueron Balbina Valverde, Rosario Pino, Catalina Bárcena y Lola Membrives, entre otras. Esta última ha sido la elegida para poner nombre a la sala off del teatro, en homenaje a todos los actores que han pasado por el Lara.

 

Hall del teatro. / Teatro Lara

Membrives inició su carrera teatral en Argentina, aunque pronto cruzó el charco para actuar en Barcelona y en Madrid. La actriz comenzó a ser una habitual en Lara por sus representaciones, pero también era la protagonista de las sesiones extraordinarias como cantante. Su representación estrella fue Señora ama, de Jacinto Benavente. Durante 35 años, Lola Membrives fue el icono del Teatro Lara.

 

Misma programación

 

El cambio del nombre de las salas no supone un cambio en la programación del Teatro Lara. Su apuesta seguirá siendo la misma: “diversos géneros, entre los que seguirá destacando la comedia y la apuesta por obras de jóvenes creadores contemporáneos y temas de actualidad próximos a los intereses del público”, señala el teatro madrileño en un comunicado.

 

De esta manera, la sala principal mantendrá sus éxitos teatrales Burundanga y La Llamada, además de novedades como La Partida, El Hipnonauta o La mirada de Eros. La sala off, por su parte, será el escenario de piezas teatrales de jóvenes y textos contemporáneos. En este nuevo curso destaca la comedia Tres, Lavar marcar o enterrar, Pedro y el capitán y Dios contra Eva Eisnberg, entre otras muchas.

 

Fotografía antigua de la fachada. / Teatro Lara

 

Redacción

Redacción

Ritmos 21 - Milennial Culture Information es una revista independiente de información y análisis cultural.

Comentarios