Exposiciones de Picasso

Verano picassiano en Madrid

TAGS Pablo PicassoMuseo Reina SofíaMuseo Picasso BuitragoFundación CanalExposicionesMadrid
La capital recibe tres exposiciones dedicadas a la obra de Picasso donde repasan sus facetas menos conocidas, como la fotografía, la influencia del Guernica o la inspiración mediterránea.

"Pinto igual que otros escriben su autobiografía. Mis telas, acabadas o no, son las páginas de mi diario", Picasso se atrevía a definir su vida como una obra de arte. Su impronta artística, su evolución y nombre dentro del mundo del arte, lo convierten en uno de los artistas españoles más reconocidos a nivel nacional e internacional. Su obra, como él mismo se refiere, está estrechamente relacionada con su vida. Por ello, este verano, Madrid busca rendir homenaje al icónico pintor cubista con tres exposiciones monográficas que destacan facetas prácticamente desconocidas para el gran público. 

 

La primera de ellas, es la inaugurada el pasado 4 de abril Piedad y terror en Picasso. El camino a Guernica en el Museo Reina Sofía. En esta exposición se celebra el 80 aniversario de la clásica obra, repasando las obras anteriores y posteriores a la misma, para así ver el gran cambio que supuso este cuadro en su trayectoria. Por otro lado, el Museo Picasso de Buitrago acoge la exposición Picasso y la fotografía. Una muestra que se centra en esta faceta desconocida del pintor y que sirve como estandarte de la modernidad y la sensibilidad artística del malagueño. La tercera exposición que se podrá visitar este verano sobre el pintor malagueño será Picasso y el Mediterráneo en la Fundación Canal. Esta exposición se centra en la influencia mediterránea de su ciudad natal, Málaga, así como de Barcelona, donde pasó gran parte de su vida y cuyos símbolos son recurrentes en sus pinturas. 

 

Piedad y terror en Picasso. El camino a Guernica, Museo Reina Sofía

Con motivo de las ocho décadas de la creación de la famosa obra de Picasso, el Museo Reina Sofía indaga en los entresijos del cuadro. La exposición, que puede visitarse hasta el 4 de septiembre, exhibe la alegría cubista con la que el artista inició su andadura artística y cómo fue adquiriendo un discurso casi tétrico hasta la llegada del Guernica. Un repaso a la historia y gestación del cuadro de un desastre, de la representación más cruda del horror en la historia del arte.

 

Más de 180 obras pertenecientes a diferentes colecciones españoles e internacionales se citan en esta muestra. Destacan piezas como Las tres bailarinas (1925), de la Tate de Londres, o la escultura Mujer en el jardín (1930), del Museo Picasso de París. Procedentes de Nueva York, pueden contemplarse Mujer peinándose (1940), del MoMA; Desnudo de pie junto al mar (1929), del MET; o Mandolina y guitarra (1924), del Museo Salomon R. Guggenheim, y Monumento: cabeza de mujer (1929).

 

Las tres bailarinas (1925), expuesta en Piedad y terror en Picasso. El camino a Guernica

Picasso y la fotografía, Museo Picasso de Buitrago

La exposición comisariada por el fotógrafo Joan Fontcuberta, explora la incursión del pintor malagueño en el mundo de la fotografía. Una disciplina que apenas se ha abordado previamente y que, por ello, se trata desde la investigación y la búsqueda de posibles obras inéditas. Una exposición que estará abierta al público hasta el 23 de julio y que forma parte del ciclo Alter Picasso, una propuesta del Museo Picasso-Colección Eugenio Aria que busca abordar la influencia picassiana en otros artistas contemporáneos.

 

Cabe destacar de esta exposición dos series de litografías tituladas Diurnes (1962) y Nocturnes (1964), realizadas en colaboración con el fotógrafo André Villers. Todas estas piezas siguen una temática mitológica y paisajística, que se complementan con una serie de variaciones en obras de ambos autores, así como tiras fotográficas y fotogramas convencionales. De esta forma se analizan las obras de ambos autores, ofreciendo una nueva visión sobre su trabajo y fases previas de selección.

 

Una de las piezas de la serie Diurnes (1962) de Pablo Picasso y André Villers

Picasso y el Mediterráneo, Fundación Canal

Esta exposición se centra en la influencia del Mediterráneo en la obra del pintor malagueño. Para ello, se cuentan con 91 obras procedentes de la Fundación Picasso-Museo Casa Natal de Málaga. Una selección que explora símbolos de la obra picassiana como la tauromaquia, las playas, los paisajes, el clasicismo o la mitología clásica, entre otros. Una exposición abierta al público hasta el 15 de agosto que busca dar una visión conjunta del Mediterráneo de Picasso.

 

Un mar y una cultura que se ve reflejada en las distintas secciones de la exposición: Tauromaquia: un ritual mediterráneo, El esplendor de los cuerpos, Celebración mitológica, Expresiones del mundo antiguoFauna mediterránea. Todas ellas pertenecientes a la Casa Natal y buscando ahondar en los distintos ángulos de la cultura mediterránea en las obras de Picasso. 

 

Pan (1968), presente en la exposición Picasso y el Mediterráneo

Para los amantes de la obra del pintor cubista y los que no, este verano podrán disfrutar de estas exposiciones que nos muestren la otra cara del malagueño. Una obra que va más allá de la pintura y la cerámica, y de las técnicas clásicas o el cubismo tan presente en Las señoritas de Avignon o el Guernica. 

Marina Prats

Marina Prats

Marina Prats es periodista y experta en comunicación cultural.

Comentarios