• EL PROYECTO
  • NEWSLETTER
  • BUSCAR
    BUSCAR

Exposición en la Residencia de Estudiantes

La danza como poesía del cuerpo

Cuerpo de baile de los Ballets Russes de Monte Carlo sobre el tejado del Gran Teatro del Liceo, hacia 1935. / Museu Nacional d’Art de Catalunya,.

TAGS DanzaExposiciones
La Residencia de Estudiantes rescata la obra de figuras o episodios especialmente significativos de la Edad de Plata de la cultura española contemporánea.

La danza es pura poesía corporal. Se mueve como versos, habla con belleza. De ello se hace eco la Residencia de Estudiantes, que rescata y difunde la obra de figuras o episodios especialmente significativos de la Edad de Plata de la cultura española contemporánea (1868-1936) con Poetas del cuerpo. La danza de la Edad de Plata.

 

La exposición pretende reflejar cómo en aquellos años, coreógrafos, bailarines, músicos, escritores, pintores y diseñadores encontraron en el escenario un espacio de intercambio sobre el que explorar con las estéticas más modernas y vanguardistas, tanto dentro como fuera de España. Los Ballets Rusos, Falla, Lorca y Argentinita son algunos de los protagonistas de esta panorámica que abarca un amplio abanico de estilos, desde el ballet clásico al flamenco y la danza moderna.

Hipólito Hidalgo de Caviedes, Gerardo Atienza y María Brusilovskaya con sus discípulas, 1934. Colección particular, Burgos.



Poetas del cuerpo cuenta con más de 300 piezas incluyendo fotografías, libros, maquetas, vestuario, documentos y una selección de obra plástica. El conjunto de obra plástica incluye una nómina de artistas como Salvador Dalí, Pablo Picasso, Ignacio Zuloaga, José Caballero y Julio Romero de Torres entre otros. Asimismo, se incluyen numerosos audiovisuales, alguno inédito, y una selección de vestuario de época pertenecientes a bailarines como Antonia Mercé, la Argentina, Vicente Escudero o Miguel de Molina entre otros.

 

El propio lenguaje de la danza

Independiente de la palabra, efímera e indisociable del cuerpo, la danza se expresa a través de su propio lenguaje. Los poetas del 27 repararon en aquella paradoja de quien persigue la eternidad a través de lo transitorio: "artes mágicas del vuelo", las denominaría José Bergamín parafraseando a Lope de Vega, artes "sin huella o trazo literal que señalen su ruta para repetirse". Y, sin embargo, la danza se ha rebelado contra esa cualidad inherente de lo efímero, tratando de traducirse, de escribirse, en definitiva, de dejar huella.

 

Esta exposición busca recuperar las aportaciones de los coreógrafos e intérpretes de las primeras décadas del siglo XX en España, en el contexto del complejo panorama cultural de la Edad de Plata. Elevada al mismo nivel que la literatura, la música y las artes visuales, se ofrece así una perspectiva diversa de la danza, abierta a las distintas corrientes e influencias.

Foto: Residencia de Estudiantes



La muestra refleja cómo la herencia del siglo anterior, sumada a la recuperación de una rica cultura popular, fue permeable a la llegada de la modernidad y la vanguardia en sus distintas formas. Y cómo el escenario se convirtió así en un espacio de encuentro para bailarines, músicos, poetas, pintores y diseñadores, que difundió sus sinergias artísticas con una proyección internacional nunca antes alcanzada.

 

La exposición se complementará con conferencias, actuaciones y conciertos relacionados con los contenidos de la misma.

Redacción

Redacción

Ritmos 21 - Milennial Culture Information es una revista independiente de información y análisis cultural.

Comentarios