Grabación y partitura

Así suenan los rollos de pianola de la Biblioteca Nacional

Foto: Biblioteca Nacional de España

La Biblioteca Nacional de España digitaliza sus archivos sonoros pertenecientes a los rollos de pianola.

Los rollos de pianola de la Biblioteca Nacional vuelven a sonar, pero ya no solo en la institución, sino en Internet. La BNE ha digitalizado y subido a su web más de 1.600 registros “encerrados” en este soporte para ponerlo al alcance de quien quiera disfrutar de tales sonidos.

 

Para los menos conocedores del tema, ¿qué es un rollo de pianola? Es un soporte “a medio camino” entre la grabación y la partitura. Actualmente es un soporte desconocido por su escaso uso y se ha convertido en una verdadera joya para los coleccionistas. Los rollos disponen de diferentes agujeros que hacen sonar la pianola de manera automática. No obstante, también dispone de unas indicaciones gráficas sobre el papel que le asemejan a la partitura, por eso es una auténtica rara avis.

 

 

En el primer tercio del siglo XX, la pianola fue un éxito comercial. Su análisis nos descubre los estilos estéticos y sonoros de aquella época. Para ello, la BNE ha llevado a cabo un proceso de digitalización que ha contado con ingenieros, musicólogos, bibliotecarios y restauradores.

 

Para su restauración, la Biblioteca Nacional ha utilizado técnicas japonesas para la reparación del papel de los rollos y así poder recuperar documentos sonoros del pasado que se encontraban en mal estado. En 1990, la institución madrileña adquirió una pianola Sterling de 1918 y 550 rollos. En total cuenta con tres pianos mecánicos y más de 6.000 documentos procedentes de compras y donativos.

 

Para todo aquel que desee escuchar a los sonidos de los rollos de pianola de la BNE, podrá hacerlo a través de la Biblioteca Digital Hispánica (BDH). También se han digitalizado las imágenes de los rollos y sus respectivas portadas.

 

Redacción

Redacción

Ritmos 21 - Milennial Culture Information es una revista independiente de información y análisis cultural.

Comentarios