El valor de la cultura

La reinvención de la industria cultural en España

Foto: Museo del Prado.

Foto: Museo del Prado.

TAGS Nuevo Ritmos 21Ley de MecenazgoIVA cultural
La situación de la industria cultural no es catastrófica, más bien lo contrario. En el último año los ingresos y la recaudación de sectores como el editorial, el cinematográfico o el musical demuestran que ha habido un cambio de tendencia en la Cultura.

La industria cultural se reinventa. Es el titular con el que Ritmos 21 abre la primera portada de su nueva imagen. Ya lo decimos en nuestro ideario: vamos hacer una radiografía del panorama cultural nacional e internacional. Pero para nuestra primera portada, nuestro primer número, vamos a España y a su situación cultural actual.

 

El sector cultural español supone casi el 4% del PIB nacional. Un porcentaje a tener en cuenta pese, según el propio sector, las políticas estatales. La industria se enfrenta a varios retos de cara a los próximos años: la resaca de la crisis económica y la falta de unas políticas de apoyo como la reducción del IVA cultural o una ley de mecenazgo. A pesar de ello, el sector ha podido hacer frente a la crisis gracias a su renovación y a su magia cultural para hacer frente a los grandes retos.

 

La industria editorial, a la cabeza

 

La industria del libro continúa siendo la primera industria cultural de España. Y eso que los problemas a los que se ha enfrentado –y se sigue enfrentado- no son pequeños: la crisis económica, la era digital y la piratería. Tres quebraderos de cabeza que, poco a poco, el sector ha sabido dejar a un lado los números negativos para volver a crecer.

 

 

Así, tras el cierre de más de la mitad de librerías desde el inicio de la crisis, 2015 supuso la transformación de aquéllas con la reapertura de más de 200 librerías. La respuesta, “comercios más pequeños, más especializados y que, en algunos casos, intentan atraer público con actividades o ventas de productos”, señala Juancho Pons, director de Confederación de Gremios y Asociaciones de Libreros (CEGAL). A falta de conocer los datos de 2015, en 2014 la facturación creció un 0,6% -adiós a las malas cifras- y se registró en los últimos 12 meses un incremento de los títulos del 1%.

 

El cine, más allá de los Ocho apellidos vascos

 

No, las salas de cine no están muertas. El público quiere seguir yendo al cine. Un claro ejemplo es la famosa Fiesta del Cine, que se celebra semestralmente y que, edición tras edición, exhibe los buenos datos de taquilla.

 

La industria cinematográfica fue una de las industrias más castigadas por la crisis. Hasta que llegó el fenómeno Ocho apellidos vascos. Record de taquilla. 2014, año del estreno de la cinta de Emilio Martínez-Lázaro, la cuota de recaudación en taquilla del cine español se disparó hasta el 25,5%. 2015 mantuvo los buenos datos con un leve descenso, hasta el 19%, unas cifras superiores a los años previos de la crisis. El cine español “ha vuelto a conectar con el público”, como diría Ramón Colom, presidente de la Federación de productores audiovisuales de España (FAPAE).

 

 

¿Y la música?

 

A diferencia del resto de los sectores, la industria discográfica ha tenido que enfrentarse a un reto mayor: la era digital. Los CDs y los casetes ya son pasado. Por primera vez en la historia, la música en soporte digital –como el streaming- ha superado los ingresos de la música en formato físico. Así, el sector musical ha sabido reinventarse tras 12 años de caídas de ventas. Hasta 2015, cuando todo cambió.

 

En 2015, la música grabada dejó atrás la crisis económica y aumentó sus ventas casi un 7%. En concreto, los españoles gastamos en los últimos 12 meses un total de 160,2 millones de euros. Aunque todavía se encuentra muy lejos de los 603 millones gastados en 2001, parece ser que la industria discográfica ha encontrado su antídoto: la música digital.

 

No nos olvidamos de mencionar otros sectores como el artístico –que goza de un IVA en compraventa del 10% y depende en su mayoría de las exportaciones- y del teatro, que achaca sus malos datos a la subida del IVA cultural del 8 al 10% en septiembre de 2012. Sin embargo, los impedimentos legislativos no han impedido la reinvención de un sector cultural que en 2015 ya empezó a ver la luz del final del túnel. ¿Qué nos traerá el 2016?

Miguel Mirón Pérez

Miguel Mirón Pérez

Miguel Mirón Pérez es director de Ritmos 21 - Milennial Culture Information.

Comentarios