• EL PROYECTO
  • BUSCAR
    BUSCAR

Entrevista a Pedro Pérez, presidente de FAPAE

"No sólo el cine español está subvencionado"

El entrevistado se pone junto a González Macho cuando afirmó que Internet no es el presente, aunque con matices: es el futuro sí, pero no tan lejano. Además, asegura que el "crowdfunding" es una alternativa para producir algunas películas que no encontraría financiación de otra forma.
Entrevistar a Pedro Pérez es, a día de hoy, entrevistar a una de las personas con mayor mando en plaza de nuestro cine. Recientemente ha sido reelegido como presidente de la Federación de Asociaciones de Productores Audiovisuales de España, lo que le convierte en la cara visible y en el responsable de partírsela por todos los productores. RitmosXXI.com charla con el que será la voz de los productores ante los cambios que se avecinan.
 
PREGUNTA.Es un tema, no sé si recurrente, pero que está en boca de todos: El ministro quiere cambiar la financiación para el cine... ¿Y qué harán sin subvenciones?, ¿es posible un cine nacional de calidad sin financiación pública?
 
RESPUESTA.Desde el Ministerio de Cultura han propuesto un modelo mixto basado en incentivos fiscales y pervivencia de las ayudas directas que, según afirmó la Directora General del ICAA en nuestro III Encuentro Anual de Productores Audiovisuales del pasado 1 de marzo, seguirán existiendo pero, que irán disminuyendo de manera pausada a medida que funcione el nuevo sistema.
 
Siempre hemos defendido el modelo mixto, pero no hay que desmontar las ayudas directas hasta que la desgravación no se eficaz. La práctica en Europa demuestra que las fórmulas de éxito de sus industrias cinematográficas van en consonancia con una acertada combinación de ayudas directas y fiscalidad aplicada, y es por lo que abogamos, que las ayudas directas se complementen de forma progresiva con una política más decidida de incentivos fiscales.
 
Quiero también poner de manifiesto el dinero público que llega al cine español, significa el 18% del total de la inversión en cine. Lo que realmente se reparte al año en España en subvenciones a la amortización son entre 40 y 50 millones de euros. Las primas que se han dado a las renovables y a la energía eólica están por encima de los 6.000 millones, es decir, 120 veces más que al cine. En Alemania las desgravaciones a Hacienda por una película están en el 40% y aquí en el 18%.  
 
De los 80 o 90 millones que recibe el cine español cada año, el Estado recupera entre el 30 y el 35% entre impuestos, IVA y Seguridad Social. No solo el cine español está subvencionado.
 
P.¿Está preparada la industria para abandonar el nido del Estado?

R.La desgravación fiscal, efectivamente, deberá ir sustituyendo progresivamente a la ayuda directa, atrayendo capitales de inversores ajenos a la industria y con rentabilidades similares a países de nuestro entorno. Cuando las desgravaciones fiscales suban al 40% frente al 18% actual, sí creeremos que por primera vez habrá participación del dinero de la iniciativa privadas en las películas de cine.
 
P.Se habla de un nuevo modelo para el cine. Nuevo modelo para arriba, nuevo modelo para abajo... pero nadie nos ha dicho nada sobre el asunto... ¿Cuál es el nuevo modelo?

R.Desde 2011 venimos anunciando que toca cambio de modelo de negocio en el cine español, y que va en consonancia con lo comentado anteriormente. Es decir, hay que respetar la primera ventana, que es la sala de cine, pero no se debe olvidar internet, y hay que adaptarse a la demanda del mercado para conseguir al final lo que todos queremos, que se vea cine, que lo vea todo el mundo y que se pueda recuperar la inversión de aquéllos que han invertido y arriesgado en su negocio.  
 
Tenemos que sumar esfuerzos para no perder la batalla, y lograr así que internet sea un aliado para todos, España tiene tecnología suficiente para liderar esta plataforma y no es necesario esperar a que llegue alguien de fuera e imponernos sus ideas y sus condiciones.

P.
Tenemos algunas de las mayores empresas del mundo, instituciones culturales punteras con grandes directores y actores... Somos una potencia cultural, pero sin embargo carecemos de superproducciones al estilo americano....

R.Realizar una superproducción no es garantía de éxito. Ni aquí ni en ningún lugar del mundo habrá éxitos sin las condiciones necesarias para producirlas.
 
P. Conocerá el crowdfunding, una manera de micro-mecenazgo, ¿puede ser una alternativa de financiación para el cine?

R.El crowdfunding está demostrando ser una opción viable para poder financiar cine que de otra forma no vería la luz.
 
P. Haga un poco de autocrítica. Usted dijo en una ocasión: “el cine que producimos no conecta con la gente”. ¿No es ese el principal agujero de nuestro cine, más que la financiación?

R.Todos los que somos partícipes de las industrias culturales, y en este caso en el cine, estamos obligados a realizar un ejercicio de autocrítica para recuperar un espectador que teníamos y que en parte hemos perdido.
Probablemente no hemos sabido vender las películas de una manera que atraiga al espectador, pero a la vez también debemos hacer reafirmación de nuestro cine y confirmar el gran éxito internacional de público, -la recaudación en el extranjero de cine español por tercer año consecutivo es superior a la obtenida en salas comerciales nacionales-, y de crítica que obtienen las producciones españolas, participando en multitud de festivales y obteniendo un gran reconocimiento.  
 
Es cierto que hacemos películas que no conectan con nuestro público, pero hay que recordar también que en Estados Unidos o en Francia el porcentaje de películas fallidas es similar al de España. 
 
P. Comparto una reflexión: La Ley Sinde-Wert yo la interpreto como un intento por poner diques al mar; como no pueden controlarlo - en el buen sentido de la expresión - le ponen barreras. ¿No había otra opción?

R.La llamada “Ley Sinde-Wert” fue aprobada en su día con un alto consenso alcanzado en el Parlamento. El origen de la citada norma proviene de una situación injusta en la práctica y en su ordenamiento jurídico. La no equiparación de la propiedad intelectual a otras propiedades ha causado daños irreversibles en la industria audiovisual, como ocurre con la música o con el libro. 
 
Con la entrada en vigor recientemente del desarrollo de la Ley, por lo menos se dota a España de normalidad respecto a otros países, y ya no vale todo, porque lo que aclara este reglamento es quién tiene que cobrar y que cobre quien le corresponde.
 
P.Una gran masa social que llamamos usuarios están bastante cabreados con ustedes, ¿es posible la reconciliación?

R.La guerra se ha creado entre los productores de contenidos y los usuarios, entre los que invierten y los que quieren disfrutar, cuando los grandes operadores de telecomunicaciones han cobrado una banda ancha cara con respecto a Europa, permitiendo circular producto gratuito que no era suyo.
 
P.A la vista está que Internet de momento les está ganando la partida. ¿Está de acuerdo con lo que dijo González-Macho de que “Internet no es el presente, sino el futuro”?

R.No cabe duda de que en el futuro una película se va a financiar de manera distinta a como se hace actualmente, pero no podemos acabar con las fuentes tradicionales, sin tener construido lo que vendrá después. No podemos hablar de una transición correcta del actual sistema que se quiere desmantelar, hasta que una obra nueva que se vaya a producir pueda ser financiada, al menos en parte, con los futuros ingresos provenientes de su explotación en internet.
 
P. Cambiando de tercio. ¿Hay vida después de Almodóvar, Urbizu, Amenábar y demás compañeros?

R.Por supuesto, tenemos un cine muy rico en variedad de géneros y que además se exporta internacionalmente con gran éxito. Hay una nueva generación de jóvenes talentos que están despuntando aquí y en el extranjero, ya sea participando en producciones internacionales o trayendo estrellas internacionales a nuestro cine, y que han estrenado recientemente su primer o segundo largometraje, como por ejemplo Kike Maíllo con “Eva”, Eduardo Chapero Jackson con “Verbo”, Paula Ortiz, con “De tu ventana a la mía”, o Nacho Vigalondo con “Extraterrestre”, entre otros.
 
P. Muchos de nuestros lectores sueñan con dirigir una película, ¿cómo pueden hacer para que se produzca su sueño?

R.Con mucho trabajo y profesionalidad.
 
Otrosí: La Comisión Europea ha publicado el segundo borrador de Comunicación Cine 2012 en el que canta las bondades de las ayudas al cine, pero no trata el tema candente, que igual usted nos puede contestar, ¿habrá o no habrá recortes en las ayudas al cine?

R.La Comisión reconoce la necesidad de continuar apoyando el cine con fondos públicos, tanto a través de ayudas directas como a través de otras vías, como son los incentivos fiscales, y en consonancia actuará el ICAA, pero recortes se esperan por la situación actual de crisis económica que viven todos los sectores.
 
A.Petit

A.Petit

Ritmos 21 - Milennial Culture Information es una revista independiente de información y análisis cultural.

Comentarios