Análisis de la industria musical

El fútbol, la competencia de los festivales de música

TAGS Festivales de músicaIndustria musicalAsociación de Promotores Musicales
Los festivales de música han congregado en 2016 a más de 3,5 millones de personas. "Nuestra competencia es el fútbol", señala la industria musical.

Nos gusta medir las cosas con estadios de fútbol: “En esta finca caben cinco campos de fútbol”; “había tanta gente en ese festival como en el Santiago Bernabéu”. No nos habléis de hectáreas o número de espectadores, dadnos los datos comparados con estadios de fútbol. Así lo entendemos mejor.

 

"Tiene que haber ayudas, pero no un festival subvencionado al 80%"

En el mundo de los festivales de música sucede lo mismo. Tal es el punto que hasta los propios organizadores de festivales se comparan con este deporte. “Nuestra competencia es el fútbol”, señala Rocío Vallejo-Najera de Live Nation en un ciclo de mesas redondas de BIME, la feria que reúne a los profesionales del sector. Y es que el fútbol no es el único evento de ocio que mueve masas. En lo que llevamos de 2016, los festivales han congregado a 3,5 millones de personas. Mas de 30 Bernabeus llenos.

 

Un estudio de ticketea compara la media de espectadores de un partido de Primera División con un festival. Así, refleja que sumando todas las jornadas de los 50 principales festivales del país –un total de 136 días- alcanzan una media de 22.308 asistentes al día. Unas cifras que no están alejadas de los 35.600 espectadores que mueve el fútbol en 380 partidos de la Liga de Primera División.

 

Festival de Jazz de San Sebastián.

El boom de festivales que ha vivido en España los últimos años es algo inaudito. La variada oferta que presentan en sus carteles junto al clima mediterráneo convierte al país en carne de festivales. Por eso, entre los promotores exista unanimidad en que el crecimiento de festivales no puede ser malo para la industria.

 

“La colaboración entre promotores es el único camino”, afirma Javier Ajenjo del Sonorama Ribera. “Durante mucho tiempo hemos echado mucho en falta la colaboración en España, porque ser individuales nos ha llevado solo a la segmentación”, sentencia. Por eso los promotores también reclaman cierta atención desde la Administración Pública. “Tiene que haber ayudas, pero no tiene que haber un festival subvencionado al 80%”, señala Ajenjo, quien valora positivamente la ayuda institucional en el Sonorama Ribera. Por su parte, Joaquín 'Kin' Martínez, de Esmerarte, pide que también ellos puedan acceder a los créditos ICO.

 

Apoyo de la iniciativa privada

 

Si un festival dependiese únicamente del número de entradas vendidas no saldría adelante. La iniciativa privada, a través de las marcas, tiene un gran peso en un festival. No es difícil encontrar una empresa con la que aliarse, aunque los promotores avisan: “las marcas no tienen que hacer un festival posible, sino mejor”.

 

Mesa redonda de BIME. / Asociación de Promotores Musicales

“Un festival es una marca en construcción, que se va desarrollando a lo largo de los años. A las marcas les tiene que interesar asociarse a ese festival para contagiarse de sus valores, pero siempre sin ser invasiva”, valora Alberto Salmerón, representante de la Asociación de Promotores Musicales (APM).

 

Lo único que le falta a los festivales de música para poder compararse con el fútbol es una televisión que eche los conciertos y ayudas públicas –principalmente fiscales-. Y es que la música también levanta pasiones.

Miguel Mirón Pérez

Miguel Mirón Pérez

Miguel Mirón Pérez es director de Ritmos 21 - Milennial Culture Information y consultor de comunicación en iDen Global.

Comentarios