• EL PROYECTO
  • BUSCAR
    BUSCAR

Según el informe El Mercado del Arte, de la Fundación Arte y Mecenazgo

El mercado español del arte necesita un nuevo IVA

En 2012 el mercado del arte en España generó 300 millones de euros. La abogada Eva Lasunción ha expuesto que "estableciendo bases más racionales seguramente se recaudará más y se justificará ante Hacienda".
España necesita un sistema de IVA “mucho más lógico” para el sector del arte, que le deje “fuera del mercado” y que favorezca una mayor recaudación al Estado. Estas son las conclusiones que recoge el informe El Mercado del Arte en España, 2012, y en el Borrador del Proyecto de Ley de Medidas de Fomento, Impulso y Desarrollo del Arte y el Mecenazgo en España, realizado por la Fundación Arte y Mecenazgo de La Caixa.
 
Eva Lasunción, abogada experta en regulación y tributación del arte, considera que, en cuanto al IVA, opina que es "relevante que España se vuelva a situar donde estaba antes, porque ahora la posición es totalmente anticompetitiva". "En Arco había piezas de un mismo autor que en un stand se vendían a un 21 por ciento y en otro a 15 puntos menos de IVA porque la galería era extranjera, y esto no tiene ningún sentido porque nos deja fuera del mercado", ha apostillado.
 
La abogada, ha planteado que, ante la situación actual, es necesario introducir un nuevo sistema de IVA "mucho más lógico, que potencie la importación" y que se creen unas condiciones favorecedoras para las transmisiones entre particulares para que "gocen de un tratamiento fiscal razonable y que fomente la transparencia". 
 
En 2012 el mercado del arte en España generó 300 millones de euros y ha expuesto que "estableciendo bases más racionales seguramente se recaudará más y se justificará ante Hacienda". "Porque la gente quiere hacer las cosas bien, pero cuando se pide algo que no es racional las cosas se acaban haciendo de mala manera", ha precisado.

Para Leopoldo Rodés, presidente de la Fundación Arte y Mecenazgo, la actual situación del IVA ha provocado un nuevo auge del mercado sumergido de arte, que hace "muy difícil estimar qué parte del patrimonio no está declarado y hace imposible que el Estado pueda controlar las obras de arte de cada ciudadano". "Facilitar la emergencia de los datos reales sería un negocio extraordinario para España y los ciudadanos", ha dicho.
En este sentido, Lasunción ha subrayado que las normativas de mecenazgo, patrimonio histórico o la propiedad intelectual "han evolucionado en España de manera desacorde", desembocando en una situación "muy difícil de gestionar, porque hay muchísimas restricciones que son incoherentes y, además, no se ha impulsado un enfoque unitario que regule la situación del coleccionismo y el mercado del arte". Además, ha destacado que la actualización de estas normas debe "potenciar que cualquier coleccionista y adquisidor de obras de arte pueda ser un mecenas en España".
 
Asimismo, la abogada ha señalado que la normativa es "proteccionista y está muy pensada para la situación de los años 70 y no ha evolucionado con el mundo, sino que frena y dificulta la actividad". Por ello, ha destacado que "debería estar orientada a compensar el desequilibro de las rentas para lograr que el patrimonio español se enriquezca y se quede aquí y se dé a conocer fuera".  
 
Un breve análisis

El mercado español del arte, al igual que el mercado mundial, ha atravesado un período volátil de auge, contracción y recuperación. De 2002 a 2007, período en que registró sus máximos, el mercado español del arte creció más de un 200% en términos de valor, si bien en dos años de contracción del mercado, de 2007 a 2009, cayó un 44% hasta situarse en 271 millones de euros en 2009. En 2010 se produjo la recuperación del mercado mundial de arte y también España volvió a la senda  del crecimiento positivo, registrando un incremento de las ventas del 16%  en términos de valor, hasta alcanzar los 315 millones de euros. Sin embargo, en tanto que el mercado mundial proseguía su recuperación, el mercado español registró en 2011 una caída de las ventas totales del 5%. Esta contracción interanual fue notablemente peor que el comportamiento registrado en el conjunto del mercado mundial de arte, que tuvo un crecimiento acumulado interanual del 7%, hasta alcanzar los 46,4 mm (miles de  millones) de euros2, lo que está en sintonía con la creciente crisis económica que  afecta al conjunto de la economía española. 
 
Si bien las principales economías europeas en términos de mercado del arte como Francia y el Reino Unido registraron un crecimiento positivo en términos anuales,  la UE en su conjunto registró una contracción del 2% en 2011 (hasta situarse  en 15,8 mm €), ya que muchos de sus mercados de menor tamaño, como España, registraron un continuado descenso de las ventas. Los mercados del arte europeos pequeños y medianos suelen tener una importante cuota de ventas en los rangos de precios medios a bajos del mercado, y las contracciones que estos han vivido a lo largo del año coinciden con lo que, a modo de anécdota, señalan los galeristas y las casas de subastas cuando refieren que el tramo superior del mercado registró una buena  recuperación durante 2010 y 2011, en tanto que el tramo medio del mercado seguía evidenciando una recuperación mucho más lenta de la demanda desde la recesión del mercado global de arte de 2009. Los principales centros europeos de las ventas  de mayor cuantía siguen siendo el Reino Unido y Francia, lo que explica el mejor comportamiento registrado por estos durante el año. 
 
El mercado español del arte se vio además perjudicado por un panorama económico desproporcionadamente malo en el que la crisis financiera y la incertidumbre derivada de la misma provocaban una contracción de la demanda en muchos sectores, y erosionaban la confianza de los consumidores, conforme el país se deslizaba hacia su segunda recesión desde 2009. La falta de liquidez y de ingresos  discrecionales para gasto en arte por parte de las personas físicas y de los compra- dores corporativos, sumada a la reducción de los presupuestos públicos para adquisición de obras de arte han hecho que, a pesar de que algunas empresas en el comercio de arte registraron importantes ventas en 2011, el mercado en su conjunto mostrara una pertinente falta de dinamismo. A las empresas orientadas al exterior,  en términos de compradores y de ventas, les fue notablemente mejor que a las empresas locales, y el arte español más caro se siguió vendiendo fuera de España. 
 
 Con una mayor perspectiva se aprecia que en el decenio que va de 2002 a 2011, España, al igual que la mayoría de los demás mercados importantes como el Reino Unido, los Estados Unidos o China, registró un crecimiento positivo.  En términos de valor, el mercado creció un 87% desde 2002, año en el que el valor del mercado se estimó en 160 millones de euros. Si bien este incremento de tamaño es relativamente pequeño si se compara con el de mercados emergentes como el chino (que ha venido creciendo un 40% anual durante toda la década), no deja de ser un incremento mucho mayor que el que los demás mercados europeos han tenido en el mismo período, y que incluso supera el doble del registrado en los Estados Unidos. 
 
Merece la pena señalar que el crecimiento del mercado del arte en España ha superado con creces el crecimiento general de la economía española en idéntico período: en estos diez años el PIB creció un 16% total, o un 2% anual, frente al crecimiento medio del 12% anual que tuvo el mercado del arte. Y este crecimiento fue también notablemente superior al de la inflación, que se incrementó en un 27% de 2002 a 2011, así como los índices mayorista y minorista agregados, que registraron un incremento del 16%4.  En 2011 se vendieron en España cerca de 75.000 obras de arte. El volumen de operaciones cayó en un 19% en términos interanuales, siendo las pérdidas de volumen superiores a las pérdidas en valor lo que pone de manifiesto que la permanente contracción del mercado en 2011 obedecía más a una menor oferta en el mercado que a una mera reducción de los precios.
 
Cambios normativos

Los documentos presentados este miércoles por la Fundación proponen también la modificación de la normativa de mecenazgo para tratar de "ampliar" el elenco de instituciones que pueden beneficiarse de esta regulación, como las entidades sin ánimo de lucro extranjeras y los consorcios. Además, los expertos solicitan el "reconocimiento de las prestaciones de servicios gratuitos como hechos generadores de incentivos fiscales, como puede ser la cesión de obras de arte".
 
En cuanto a la normativa de patrimonio histórico, que fija los umbrales de catalogación de las obras, Lasunción ha criticado que se estableció en el año 86 y no ha sido modificado, lo que conlleva a que se está "dejando sin efecto la regulación". "Aquí el control y la supervisión se debería ceñir a aquellas piezas que son realmente relevantes en nuestro patrimonio para que no obstaculicen el tráfico ni el ejercicio de los derechos a la titularidad del resto de obras", ha agregado.
 
Por otro lado, el texto propone la regulación de las tasas a la exportación, que se han mantenido también sin cambios desde el año 86. "Gravar con un 30 por ciento no tiene sentido". "Por ello, solicitamos que se impulse el reglamento europeo de 2008 que establece unos límites muy diferentes a los de nuestra normativa", ha recalcado.
 
El documento sugiere que se implante la Ley Beckham para que, al igual que permite que se instalen en España deportistas o investigadores, también pueda aplicarse a los artistas extranjeros. También recomienda fortalecer y estimular el coleccionismo privado y la creación del concepto de colección familiar, que fije un tratamiento similar al de las empresas familiares.
 
Por último, el consejero delegado de Christie´s España, Juan Várez, ha manifestado que lo que se debe hacer en España, respecto a las casas de subastas, es buscar una especialidad, "que cada casa de subastas busque su identificación y especificación y reduzcan el número de obras buscando las de calidad". Además, ha señalado que se tiene que fomentar la información profesional en Internet así como la relación entre el mundo académico y el mundo comercial.
Redacción

Redacción

Ritmos 21 - Milennial Culture Information es una revista independiente de información y análisis cultural.

Comentarios