• EL PROYECTO
  • NEWSLETTER
  • BUSCAR
    BUSCAR

Miguel Mirón Pérez

Cultura y voz

Entender la cultura no sólo como la expresión del ser humano, sino como uno de los elementos que lo forman, conforman y elevan, como lo que, precisamente, le hace humano es la seña de identidad de Miguel Mirón, periodista y director de Ritmos 21.

Cultura y voz pretende ser un acercamiento humano y humanístico a la realidad y la información cultural.

cerrar

España, tierra de culturas

Cabo Finisterre

Cabo Finisterre

Foto: Pixabay

TAGS Día de la Hispanidad
La esencia de España es la convivencia de diferentes culturas, diferentes tradiciones, diferentes lenguas.

“…asturianos de braveza,

vascos de piedra blindada,

valencianos de alegría

y castellanos de alma,

labrados como la tierra

y airosos como las alas;

andaluces de relámpagos,

nacidos entre guitarras

y forjados en los yunques

torrenciales de las lágrimas;

extremeños de centeno,

gallegos de lluvia y calma,

catalanes de firmeza,

aragoneses de casta,

murcianos de dinamita

frutalmente propagada,

leoneses, navarros, dueños

del hambre, el sudor y el hacha,

reyes de la minería,

señores de la labranza,

hombres que entre las raíces,

como raíces gallardas,

vais de la vida a la muerte,

vais de la nada a la nada…”

 

No hay poemario que describa mejor a España que Vientos del pueblo de Miguel Hernández. Un poema que define la esencia de este país: su diversidad cultural.

 

Hoy, 12 de octubre, celebramos el Día de la Hispanidad. Y, más allá de encerrarme en un artículo que busque el ensalzamiento de España y un patriotismo de sortija, solo quiero exponer lo que de verdad es España, dejando a un lado planteamientos políticos conservadores, progresistas, liberales o nacionalistas. Me es indiferente.

 

España es un país. Sí. Y justo esa es su esencia: la capacidad de acoger y convivir diferentes culturas, diferentes tradiciones, diferentes lenguas en un solo territorio. Porque uno puedo recorrer las sevillanas de Andalucía y subir hacia el chotis madrileño y quedarse en el aurresku vasco.

 

Porque uno puede viajar a Cataluña y conocer el catalá, luego el euskera en el País Vasco –una de las lenguas más antiguas del mundo- y el galego en Galicia. Y todas ellas han sido capaces de convivir durante años, décadas y siglos con el español, la lengua común que une a todos los españoles.

 

Ya lo dijo Otto von Bismarck que España era uno de los países más fuertes del mundo, puesto que “lleva siglos queriendo destruirse a si misma y todavía no lo ha conseguido”. Ironías aparte, uno se siente orgulloso de ser español no por una cuestión de mero sentimentalismo, sino por la riqueza y variada cultura que tiene España. Nuestra España.