• EL PROYECTO
  • NEWSLETTER
  • BUSCAR
    BUSCAR

Ángela P.

El ambigú

El ambigú es la colaboración de Ángela P. en Ritmos 21. Un lugar al que ir en los entreactos. Una pequeña muestra de su visión personal sobre los temas más variopintos.

Ángela escribe el blog Pero qué broma es ésta. Lectora voraz, es autora del libro Relatos al ácido. Aficionada al teatro, al cine y a la música, a veces se calza las zapatillas de correr para compensar sus excesos gastronómicos.

cerrar

Algunas recomendaciones para encauzar la semana

Girls.

TAGS PelículasSeriesLibros
Libros, música, series, películas y comida. Aquellas pequeñas cosas que contribuyen a alegrarnos la existencia. Hoy me permito hacerles varias sugerencias.

La primavera ha asomado la cabecilla tímidamente estas últimas semanas para luego volver a esconderla con rapidez y dejarnos niebla, lluvia y un vientecillo gélido que más bien parece el anuncio agorero de Winter is coming. Sin embargo, no ha podido borrar de nuestros ojos y nuestra piel la sensación del solete reconfortante. El buen tiempo llega ya. Mientras tanto, hasta que podamos disfrutar de las cañas al fresco, las terrazas, los libros leídos en ellas, las noches estivales, las alpargatas y los escotes estilo Bardot, entretengámonos, es más, disfrutemos, de lo que el invierno tiene todavía que ofrecernos.

 

Un libro

Portadas de los libros Patria y Manual para mujeres de la limpieza.

Tengo la mala costumbre de simultanear libros y en esta ocasión soy incapaz de decantarme por uno de ellos. Lean Patria de Fernando Aramburu (dicen que de lo mejor de 2016) y Manual para mujeres de la limpieza, de Lucia Berlin. El primero, novela coral, cuenta la historia de dos familias vascas, antaño amigas, enfrentadas a causa de la ETA. El segundo, un libro de relatos cortos, absolutamente exquisitos, que merece un artículo propio. Lucia Berlin desliza episodios y detalles de su vida en los relatos y el lector lo sabe, lo que los convierte en aún más interesantes.

 

Un disco

Portada del disco Are You Serious, de Andrew Bird.



Ya conté que, en los últimos tiempos, estoy muy por Andrew Bird. Spotify permite escuchar las canciones más populares (que no son siempre las mejores, pero ya es una primera criba); aunque si a ustedes lo que les gusta es escuchar discos completos, prueben con su último trabajo: Are You Serious. La edición Deluxe contiene una versión de Pulaski pero, de todos modos, no dejen de escuchar Pulaski At Night. Fake Palindromes, del disco The Mysterious Production of Eggs es otra de mis preferidas (y aparecía en un capítulo de The Good Wife, si mal no recuerdo).

 

Una serie

Cartel promocional de Girls.

Si la semana pasada les hablaba de The Young Pope, hoy creo que lo justo es recordarles que hace menos de un mes se estrenó la sexta y última temporada de Girls. Pueden ver hasta el cuarto capítulo (o todas las temporadas anteriores, si es que no lo han hecho ya) en HBO.

 

De momento, el tercer capítulo, American Bitch, se perfila como firme candidato a “capítulo de la temporada”. A la altura de One Man’s Trash y muy controvertido, aún estoy intentando procesarlo; no sé qué pensar. Lo único que me ha quedado claro (aunque ya lo sospechaba) es que Lena Dunham es un genio. Y puede (ojalá) que sólo hayamos visto una pequeña parte de su talento.

 

Pero no todo es revoltura por dentro en Girls, como la divertida referencia a Justin Trudeau del capítulo segundo (“We can’t all be perfect, okay? Everyone has their own path. We can’t all be Justin Trudeau"), o la parodia de WEMUN (“Women Entrepreneurs Meet Up Now”) y las sinergias y el networking en el mismo episodio (“Wether it’s how to rock a romper at a work event, or who you should voting for, a WEMUN woman is the person to ask"). Contrapuntos cómicos al tono general, bastante más profundo de lo que, a primera vista, pueda parecer.

 

Una película

Fotograma de la película La La Land.

Supongo que habrán visto ya la película más comentada, denostada por unos y adorada por otros, de los últimos tiempos. La La Land quizás no mereciera tropecientos Oscar, pero asegura un rato agradable y visual y musicalmente muy placentero. Si prefieren cine español, el 3 de marzo se estrenó El guardián invisible, basada en la novela homónima de Dolores Redondo. No está mal, pero se deja cosas en el tintero; lean el libro primero si tienen ocasión.

Cartel promocional de El guardián invisible.



Un restaurante

 

Carmen Casa de Cocidos (calle de Ibiza, 40, Madrid) es, junto con La Santpere (en el mismo local, pero por la noche), la nueva apuesta de los dueños de la Taberna Pedraza, uno de los imprescindibles de la zona Retiro-Ibiza. Delicioso, indescriptible cocido completo por 31 euros por persona. Aunque lo van sacando por “vuelcos”, para los que les gusta “mezclado” un consejito: si lo piden todo junto también se lo sirven. Y muy amablemente, además. La leche frita de postre es el punto culminante de una comida excepcional. Conviene reservar con tiempo.

Carmen Casa de Cocidos / Ángela P.

Y, hablando de nuevos restaurantes de empresarios gastro con solera, visiten La Primera (calle Gran Vía, 1, Madrid). Es de los dueños de Cañadío, La Maruca y La Bien Aparecida. En el local que antes ocupaba el mítico Gula Gula (primera planta del Edificio Grassy), en un gran salón con vistas a la Gran Vía, podrán probar platos deliciosos como la Merluza Rula o el cordero. Miren las imágenes y comiencen a salivar.

 

La tarta de queso de Cañadío es un postre absolutamente imprescindible. No digan que no les avisé.

Merluza Rula y cordero en La Primera /Ángela P.

Les deseo que pasen una feliz semana. Disfruten de lo (poco) que queda del invierno y, si lo desean, de estas recomendaciones. A mi salud.

 

Ya me contarán.